Ir a contenido

Alemania, un ADN irreductible

El nuevo look de una joven selección alemana no impide que mantenga su hegemonía

ANTONIO MERINO / MADRID

Joachim Löw recibe la felicitación por parte de Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

Joachim Löw recibe la felicitación por parte de Gianni Infantino, presidente de la FIFA. / REUTERS / CARL RECINE

El fútbol habla alemán después de copar los dos últimos títulos de la temporada en tan solo tres días, el Europeo sub 21 y la Copa Confederaciones, dos trofeos amparados en el cambio de look germano, ahora pleno de juventud como lo demuestra su media de edad de 24 años en el torneo que la selección absoluta le ganó a Chile, con una media de 30 años sobre sus espaldas. “Somos el mejor equipo del mundo”, se apresuró a decir Joachim Löw, el seleccionador alemán.


Lo tenía claro desde hacía mucho tiempo. Pese a las críticas por quitarle hasta ocho jugadores a la Sub21, Löw no quería sacar de la playa a los habituales de la selección que levantó la Copa en el Mundial del 2014 de Brasil. “Utilizaremos la Copa Confederaciones como un torneo enfocado al futuro”, afirmó el seleccionador alemán. Por su cabeza pasaba la idea de  profundizar en las posibilidades que podría ofrecer un equipo joven, donde tan solo se incluían tres jugadores de la cita de hace tres años: DraxlerGinter Mustafi. A ellos se unía en la cita de Rusia Kimmich como futbolista experimentado.

MANTENER LA IDENTIDAD

Joachim Löw

seleccionador alemán

Seguimos siendo el mejor equipo del mundo. Estoy muy orgulloso de que un grupo de jugadores sin experiencia internacional haya logrado un trofeo frente a un rival tan bueno"

El resultado no ha podido ser mejor para una selección que ha reinado en el mapa futbolístico hasta imponer ese ADN competitivo y llegar a mostrar su mejor versión pese a no estar por ahí los KroosÖzilNeuerHummels Müller. La clave ha  estado en no perder la identidad pese a encontrar otro dibujo, una nueva idea con un juego menos directo y más proclive al toque de un equipo que pese a su falta de experiencia ha sabido guardar el tesoro del gol, tanto en el triunfo ante España como frente a Chile, campeona de América en el 2015 y 2016 que se vio impotente ante Ter Stegen, el meta del Barcelona.

"UN PARTIDO MÁGICO"

A un año del Mundial de Rusia, era tal la necesidad de Löw de escrutar a su joven plantel que de los 23 futbolistas han jugado 22 y solo el tercer portero ha quedado inédito. Para el técnico alemán, lo de menos era el torneo en la Copa Confederaciones, un título menor que incluso lleva asociado el mal fario de que quien lo consigue no levanta la Copa del mundo.


“Seguimos siendo el mejor equipo del mundo”, afirmó Löw para contestar a Vidal, que aireaba que en caso de haber ganado ese sello sería para el combinado chileno. No se detuvo ahí el entrenador alemán, que no dudó en alabar a sus futbolistas.

En Alemania saben que quien consigue la Confederaciones no logra ganar el Mundial

“Estoy muy orgulloso de que un grupo de jugadores sin experiencia internacional haya logrado ganar un trofeo ante un rival tan bueno y experimentado. Hemos merecido ganar porque mis jugadores han mostrado una gran sed de victoria. Para nosotros ha sido un partido mágico”, afirmó Löw.

Mientras, la prensa internacional destacaba el triunfo de un equipo joven. “Juventud alemana sagrada”, titulaba ‘France Football’ Siempre Alemania, se podía leer en el diario ‘Olé’. Algo parecido a la famosa frase de Gary Lineker, que acuñó aquello de que el fútbol “es un deporte en el que juegan  11 contra 11 y siempre gana Alemania”, algo que ahora vuelve a cobrar vigencia.    

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.