Ir a contenido

EL TORNEO DE POLONIA

La mágica zurda de Saúl guía a España a la final del Europeo sub-21

El interior del Atlético, con tres goles, hunde a Italia y la selección se jugará el título ante Alemania

Raúl Paniagua

La mágica zurda de Saúl guía a España a la final del Europeo sub-21

REUTERS / KACPER PEMPEL

Los aficionados españoles pueden estar tranquilos. Puede que no vuelva jamás una etapa tan dorada como la que llevó a 'la Roja' a lograr dos Eurocopas y un Mundial entre el 2008 y el 2012, pero el futuro está garantizado. Los jóvenes pisan fuerte y solo hay que abriles el camino.

El Europeo sub-21 de Polonia es el mejor ejemplo. La selección de Albert Celades tumbó este martes a Italia (3-1) y jugará el viernes la final ante Alemania después de un excelente encuentro con dos nombres por encima del resto: el bético Dani Ceballos y el atlético Saúl Níguez, autor de los tres goles.

Pintaba bien desde el primer día 'la Rojita' y ahora podrá igualar los éxitos que lograron antes otras cuatro generaciones. No hay que irse muy lejos para encontrar las dos últimas. En el 2013, el conjunto de Julen Lopetegui, con figuras como De Gea, Bartra, Isco y Thiago, tumbó a la Italia de Marco Verratti (4-2).

TALENTO INTACTO

Dos años antes, la España de Luis Milla triunfó contra Suiza con Javi Martínez, Mata, Muniain... Menos recientes son los títulos de 1998, con el meta Arnau, Guti o Valerón, y 1986, con EusebioQuique Sánchez Flores o Robert Fernández sobre el césped. 

Han pasado los años, pero el talento de España en la categorías inferiores sigue intacto, sobre todo gracias a tipos como Dani Ceballos. ¡Qué exhibición se marcó el futbolista del Betis! El 'hattrick' lo firmó Saúl con su zurda precisa, pero el repertorio del bético fue maravilloso.

Alemania, a la final por penaltis

En el último penalti Inglaterra falló. El disparo de Redmond fue rechazado por Pollesberck, el meta alemán. Y en un partido lleno de vaivenes, la selección germana se ganó el billete para la final tras derrotar a Inglaterra en la tanda decisiva (2-2, 4-3 en los penaltis).Todo había empezado bien para Alemania con el gol de Selke (m. 35) como premio a su dominio sin saber que en apenas nueve minutos, los ingleses darían la vuelta al marcador con los tantos de Gray (m. 41) y Abraham (m. 50). Pero reaccionó bien el conjunto germano, empujando hasta el área de Pickford, el joven portero que acaba de fichar el Everton de Koeman por 30 millones. El gol de Platte (m. 70) firmó la igualada que no se rompió en la prórroga.

Jugó como si correteara por las calles de Utrera, su pueblo natal. Con desparpajo, elegancia, energía y frescura, humillando a todos los italianos que osaron ponerse por delante.

EXPULSIÓN 'AZZURRA'

Así llegó, por ejemplo, la expulsión de Gagliardini (m. 57), harto de las diabluras del andaluz, que tiene una cláusula de rescisión de solo 15 millones de euros. Una ganga. Antes de esa roja, Saúl ya había inaugurado el marcador con un tiro ajustado tras una jugada de Ceballos (m. 53). Cómo no.

Se levantó con 10 Italia y Bernardeschi, el astro de la Fiorentina, puso las tablas con un disparo desviado por Vallejo (m. 63). Pero era la tarde de Saúl y el rojiblanco volvió a aparecer para colocar las cosas en su sitio con un zurdazo (m. 65) que dejó petrificado a Donnarumma, el gigantón del Milan que busca destino en el mercado veraniego. Era el cuarto gol del interior del Cholo Simeone en el torneo, pero no el último. Aún quedaba una última obra de arte. 

OVACIÓN AL BÉTICO

Faltaba por aparecer Marco Asensio para dar la asistencia al héroe de la noche, el propietario de una zurda mágica que cuenta con una cláusula de rescisión de 80 millones. El centrocampista acabó de capitán tras la sustitución de Deulofeu Celades reservó el último cambio para Ceballos, ovacionado hasta por el público italiano.

Buena decisión del técnico. Las piernas del bético corrían peligro en los últimos minutos ante un combativo rival que plantó cara, especialmente en la primera mitad, en la que puso a prueba a Kepa en un par de acciones (m. 22 y 24).

EN BUSCA DE LA GUINDA

El portero vasco apareció en el momento adecuado, mientras Deulofeu desperdició la mejor ocasión del primer tiempo tras un pase estelar de Ceballos (m. 30). Fue el primer detalle en una noche memorable del andaluz culminada por un Saúl espectacular. El viernes espera Alemania, la guinda para sellar un brillantísimo torneo en Polonia. 

España, 3; Italia 1

ESPAÑA: Kepa (7); Bellerín (6), Meré (5), Vallejo (5), Jonny (6); Saúl (10), Marcos Llorente (9), Ceballos (10) (Oyarzabal (sc) (m. 88); Deulofeu (6) (Denis Suárez (sc), m. 83), Sandro (6) (Iñaki Williams (sc) (m. 78), Marco Asensio (7).

ITALIA: Donnarumma (6); Calabria (5), Caldara (4), Rugani (5), Barreca (6); Benassi (5) (Garritano (sc), m. 87), Gagliardini (4), Pellegrini (6); Bernardeschi (7), Petagna (6) (Cerri (4), m. 73), Chiesa (6) (Locatelli (4) (m. 60).

GOLES: 1-0 (m. 53), Saúl, tras pase de Ceballos; 1-1 (m. 62), Bernardeschi, con la zurda tras tocar en Vallejo; 2-1 (m. 65), Saúl, de excelente disparo: 3-1 (m. 74), Saúl, a pase de Asensio.

ÁRBITRO: Slavko Vincic (5), esloveno.

TARJETAS: Benassi (m. 45), Gagliardini (m. 50 y 57), Calabria (m. 55), Caldara (m. 87).

ROJAS: Gagliardini (m. 57).