19 sep 2020

Ir a contenido

España busca en Lille seguir en la máxima categoría del atletismo europeo

La selección debe dejar a dos países por detrás, pero ambiciona un mejor puesto

JOAN CARLES ARMENGOL / BARCELONA

Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas.

Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas. / AFP / JOHANNES EISELE

A un mes y medio de la gran cita de la temporada, los Mundiales de Londres (4 a 13 de agosto), los atletas españoles luchan este fin de semana en la ciudad francesa de Lille para mantenerse como equipo en la máxima categoría continental, en la llamada Superliga del Europeo de selecciones. Se trata de un campeonato atractivo, ya que valora cada año (excepto los olímpicos) el atletismo de un país como conjunto, hombres y mujeres.

España, octava en las tres ediciones precedentes, no ha subido nunca del séptimo puesto (Estocolmo 2011), y esta vez le basta con dejar a dos países por detrás, que serán los que desciendan de los 11 participantes, con Rusia aún sancionada por dopaje.

Pese a las bajas de Ruth Beitia (con problemas físicos) y Adel Mechaal (pendiente de la resolución del TAS sobre la suspensión de 15 meses por eludir tres veces un control antidopaje), la ambiciosa selección española tiene muchas opciones de dejar por detrás a conjuntos como Ucrania, República Checa, Bielorrusia, Holanda y Grecia, mientras que el podio debe estar entre Alemania, Francia, Polonia, Italia y Gran Bretaña.

UN BUEN APERITIVO

Los puntos se repartirán el sábado y el domingo, pero este viernes ya se han disputado las semifinales de las carreras cortas, de 100 a 400 metros, lisos y vallas, para seleccionar a los ocho finalistas.

España accedió a las cinco finales masculinas, pero solo a dos femeninas, con Estela García (sorprendente mejor marca en 200, con 23.13, plusmarca personal) y Teresa Errandonea (8ª en 100 vallas). En hombres, Orlando Ortega, en 110 vallas (13.36), y Sergio Fernández, en 400 vallas (50.28), lograron la segunda posición. Samuel García fue sexto en 400, Ángel David Rodríguez, séptimo en 100, y Óscar Husillos, octavo en 200, que no es su prueba.