28 nov 2020

Ir a contenido

Cristiano Ronaldo no se plantea pagar antes de declarar ante el juez

Gestifute, la empresa que representa al futbolista, afirma que por ahora no abonará los 14.7 millones que le reclama la Fiscalía

Cristiano Ronaldo, durante el entrenamiento de este sábado con la selección portuguesa en Kazán.

Cristiano Ronaldo, durante el entrenamiento de este sábado con la selección portuguesa en Kazán. / EFE / MARIO CRUZ

Cristiano Ronaldo no se plantea pagar los 14,7 millones de euros que le reclama la Fiscalía por un presunto fraude a Hacienda, entre 2011 y 2014, antes de acudir a declarar al juzgado el próximo 31 de julio. Mantiene por tanto su postura en el litigio, según han confirmado a Efe fuentes de Gestifute, la empresa que representa al futbolista. De esta forma, la compañía que lleva los asuntos de Cristiano sale al paso de los continuos comentarios que hablan del pago inmediato de los 14,7 millones que le reclama Hacienda con la finalidad de reducir los riesgos de una hipotética condena que le obligara a ingresar en la cárcel.

ESTRUCTURA SOCIETARIA

El futbolista, tras surgir el conflicto con Hacienda, contrató los servicios del despacho Baker&McKenzie, donde los abogados José María Alonso Puig y Luis Briones dirigen la defensa de Cristiano Ronaldo. El futbolista ha sido citado a declarar como investigado a las 11 de la mañana del último día de julio en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) por la juez Mónica Gómez Ferrer, según comunicó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

La Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de crear una estructura societaria para defraudar 14,7 millones de euros de forma "consciente" y "voluntaria" y le imputa cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014, que suponen un presunte fraude de 14,7 millones por no haber declarado a lo largo de esos cuatro años unos 150 millones de euros ingresados en concepto de derechos de imagen.

ÁMBITO ADMINISTRATIVO

Tras la presentación de la denuncia de la Fiscalía, Gestifute emitió un comunicado en el que explicó que cuando Ronaldo fichó por el Madrid no creó ninguna estructura especial sino que mantuvo la que tenía en Inglaterra, "donde jamás tuvo problema alguno". Según la agencia de representación, el jugador fichó por el Madrid bajo la Ley de Impatriados, criterio vigente entonces, y tenía que trubutar solo por las rentas atribuibles a España. "La tributación por rentas mundiales no es imputable en este caso", aseguró Gestifute, que subrayó que nunca ha habido ocultación ni las más mínima intención de ocultar y sostiene que, sean cuales sean las soluciones para el caso, deben circunscribirse al ámbito administrativo y no al penal porque la discrepancia proviene de una cuestión jurídica muy compleja done no cabe achacar mala fe al jugador".