27 oct 2020

Ir a contenido

El Nàstic pospone la fiesta del Girona y sale del descenso

Los 'granas' remontan (3-1) y los del Machín siguen necesitando un punto en las dos últimas jornadas

JOAN VIDAL / TARRAGONA

Uche, del Nàstic, celebra uno de sus dos goles al Girona.

Uche, del Nàstic, celebra uno de sus dos goles al Girona. / XAVIER MOLINER

El fútbol vuelve a ser cruel con el Girona. Primer ‘match ball’ desaprovechado por los de Pablo Machín, que pueden volver a ver los fantasmas de temporadas pretéritas. El Nàstic, muy necesitado, se ha impuesto este domingo en el Nou Estadi por 3-1. Los locales salen del descenso y condenan a los visitantes a esperar una semana más para celebrar el ascenso.

Y eso que se mascó la tragedia para el Nàstic en el segundo 32. Maffeo desestabilizó anímicamente al equipo de Nano Rivas y desquició a una hinchada preparada para sufrir pero no para soportar una falta de atención en el primer minuto. Con el descenso en juego, los tarraconenses desatendieron la defensa y el carrilero derecho del Girona no dudó en batir a Manolo Reina. Miedo para los locales, y más viendo la intensidad de salida de un equipo convencido de ascender en su primera tentativa.

LESIÓN DE PERE PONS

Se desinfló, sorprendentemente, el Girona, no por falta de físico, más bien por conservar un resultado fantástico a la espera de un contragolpe para sentenciar el ascenso a Primera División. La lesión de Pere Pons, aún en la primera mitad, acabó por decantar la balanza a favor de los locales en lo que a control del encuentro se refiere. “No tenemos recambio para él”, se lamentó, en sala de prensa, un Pablo Machín tocado, pero en ningún caso hundido.

La segunda mitad fue claramente local, con un Uche estelar, anotó dos goles, y que supo caer en banda para hacer jugar a Manu Barreiro. El espigado delantero gallego colocó el empate en el 49’ para delirio del público local. Golpe de moral incontestable que llevó en volandas al Nàstic a la victoria.

EMPATE DEL REUS

Uche, en un lanzamiento preciso y de ejecución inesperada, sorprendió a Bono, bajo palos, para dar ventaja a los ‘grana’ en el minuto 60. El tercero, con una jugada magistral de Barreiro, fue la guinda para el nigeriano, desaparecido en combate gran parte de la temporada. “Estoy muy contento, hemos sacado la personalidad y la calidad que tenemos”, enfatizaba un Nano Rivas radiante por el triunfo conocedor, también, de los resultados de sus rivales directos. Entre ellos el empate del Elche en la visita del Reus (1-1), que se adelantó con un gol de Vítor Silva.

La permanencia solo depende del Gimnàstic a falta únicamente de dos jornadas para concluir una temporada con muchas cosas por analizar. Cumplió la máxima el técnico natural de Ciudad Real, que se estrenaba en la dirección del conjunto tarraconense. Tenerife, a domicilio, puede ser un buen lugar para dejar prácticamente sentenciada la continuidad del proyecto del Nàstic en la LFP.

“Vamos a ascender la próxima jornada en Montilivi, con nuestra gente”, afirmaba un Machín convencido de que sumar un punto en dos jornadas es un reto más que asumible. Casuística del calendario, el Real Zaragoza, que privó del ascenso hace dos temporadas a los de Pablo Machín, visitará Montilivi en lo que se espera una fiesta sin precedentes en la capital. 

Gimnàstic, 3 - Girona, 1

Gimnàstic: Reina; Valentín, Molina, Suzuki, Mossa; Madinda, Luismi (Perone, m. 83), Muñiz, Delgado (Lobato, m. 76); Barreiro y Uche (Zahibo, m. 73).

Girona: Bono; Ramalho (Cristian, m. 79), Alcalá, Juanpe; Maffeo (Cifuentes, m. 56), Pere Pons (Borja García, m. 23), Portu, Granell, Mojica; Longo, Sandaza.

Goles: 0-1, m. 1: Pablo Maffeo. 1-1, m. 49: Manu Barreiro. 2-1, m. 60: Ike Uche. 3-1, m. 71: Ike Uche.

Árbitro: Prieto Iglesias (comité navarro). Mostró cartulina amarilla a Valentín (m. 65), Reina (m. 89), Zahibo (m. 90+1), por parte local, y a Alcalá (m. 90+2), por parte visitante.

Incidencias: Encuentro de la jornada 40 de la Liga 1/2/3, disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 11.103 espectadores.