30 oct 2020

Ir a contenido

MÁS DE 3,5 MILLONES DE FIELES

Catalunya, cuna del pádel

El segundo deporte más practicado en España, solo por detrás del fútbol, atrapa a hombres y mujeres de todas las edades. La federación catalana bate récords de clubs y licencias

Raúl Paniagua

Pere Hernández posa para este diario con la pala de la federación catalana. 

Pere Hernández posa para este diario con la pala de la federación catalana.  / JOAN CORTADELLAS

Barcelona se convierte esta semana en el epicentro del pádel con la celebración de una nueva cita del World Padel Tour, el circuito mundial profesional que ha llegado incluso a Miami. Los mejores padelistas del cuadro masculino (BelasteguinLimaPaquito NavarroSanyo Gutiérrez…) y femenino (SalazarMarrero, las gemelas Sánchez Alayeto…) se darán cita en el Real Club de Polo, el sitio ideal para disfrutar de las estrellas del segundo deporte más practicado en España, solo por detrás del fútbol. El pádel ya no es una moda, es una incuestionable realidad.

Más de 3,5 millones de personas han caído en la tentación del pádel en el territorio español, con Catalunya como referencia absoluta. La federación catalana se constituyó en el 2004 con 2.200 licencias. Trece años después, se ha multiplicado por siete la cifra y ya hay 240 clubs.

"El pádel está en su momento más álgido en nuestra comunidad, con una subida anual del 20%. La situación es inmejorable", proclama Pere Hernández, presidente de la federación desde el 2012.

PARA TODA LA FAMILIA

Hernández, campeón olímpico en pelota vasca en 1992, es otro de los 'adictos' al pádel. A sus 56 años, intenta jugar un par de veces por semana. Preguntado por las claves del éxito no duda. "Es muy social transversal en sexo y edades. Hay muchos hogares en Catalunya en los que todos juegan a pádel. Es el deporte más familiar. Ves a padreshijosmatrimonios..-. Y todos se divierten", explica a este diario.

Cuatro jugadoras de la selección catalana están entre las 12 mejores del mundo: Marta Marrero (1), Lucía Sainz (7), Gemma Triay (7) y Ariana Sánchez (12)

El coste de una instalación ronda los 20.000 euros y el mantenimiento es asequible. "En 1.000 metros metes cuatro pistas y al jugarse de cuatro en cuatro se consigue una rotación de socios interesante. La captación y fidelización es ideal". Los clubs de toda la vida han aumentado sus pistas y también se están creando complejos específicos de pádel, con indoors que amplían la oferta, además de los hoteles, campings, residencias privadas… "Ahora se puede jugar a pádel en cada esquina", remarca Hernández.

Catalunya es la primera comunidad de España en licencias y clubs, por delante de MadridAndalucía Valencia. En ese auge destaca la participación de la mujer, que ya cubre el 40% de licencias.

BUENA CANTERA

El nivel del pádel femenino catalán es excelente, con cuatro jugadoras de la 'selecció' entre las 12 mejores del mundo: Marta Marrero (1), Lucía Sainz (7), Gemma Triay (7) y Ariana Sánchez (12), de solo 19 años. Todas estarán en el Polo.

Nacida en Reus, Ariana ha crecido con una pala en sus manos. Hace años, los chicos y chicas que jugaban a pádel venían del tenis. Ahora pasa en menor medida. "La cantera se está reforzando. Hay niños y niñas que son padelistas, no tenistas reconvertidos. Esto es más eficaz. Si te inicias desde el pádel tienes ventaja. Las escuelas de tecnificación son claves. Es una garantía de futuro", reflexiona el dirigente, que espera acercar el pádel a los colegios en el nuevo mandato que acaba de estrenar. 

EL SUEÑO DE LOS JJOO

Uno de los desafíos es ampliar las fronteras. La federación internacional tiene 30 países afiliados, desde Alemania Uruguay, pasando por AustraliaEEUUJapón Emiratos ÁrabesEspaña Argentina son las potencias, pero destaca el crecimiento en Francia Portugal. "La climatología no ayuda mucho en algunos casos. Hay países que deben basar su avance en el indoor", sostiene el vicepresidente de la federación internacional.

"El pádel está en su momento más álgido en nuestra comunicada. Llegará un momento en que el crecimiento será más sostenido, pero no habrá ni un caos ni un descenso" (Pere Hernández)

La proliferación de pistas ha llevado a temer por un posible colapso, cosa que los expertos descartan por completo. "Llegará un momento en que el crecimiento será más sostenido. Eso sí, pero no habrá ni un caos ni un descenso", concluye Hernández, convencido de que el pádel llamará algún día a la puerta de los JJOO. Es el gran sueño