Ir a contenido

El ultra agresor de Bilbao queda en libertad provisional pero es obligado a abandonar Sevilla

Manuel Herrera ya contaba con la medida cautelar de dejar la ciudad por otra agresión xenófoba

EL PERIÓDICO / MADRID

Manuel Herrera y su madre, a la salida del juzgado sevillano donde el ultra del Betis prestó declaración.

Manuel Herrera y su madre, a la salida del juzgado sevillano donde el ultra del Betis prestó declaración. / EFE / RAUL CARO

Manuel Herrera Perejón, el ultra del Betis detenido por agredir a un hombre en Bilbao antes del partido disputado entre el Athletic y el equipo sevillano, ha sido dejado este miércoles en libertad provisional por la juez de Instrucción número 3 de Sevilla, que sin embargo le ha ordenado que abandone la capital andaluza y le ha prohibido participar en redes sociales y fuentes abiertas mientras se investigan los indicios de un delito de incitación al odio, agravado por su difusión en las redes sociales.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado, la magistrada ha dejado al detenido en libertad provisional con medidas cautelares tras declarar como presunto autor de la agresión en la Plaza Nueva de Bilbao y al contar ya con la medida cautelar de no acercarse a Sevilla --medida acordada por el Juzgado de Instrucción número 2 tras otra agresión xenófoba-- le ha ordenado abandonar la ciudad.

OTRAS CONDENAS

El acusado, que cuenta con dos condenas firmes por delitos contra la seguridad vial y de lesiones, tendrá que comparecer los días 1 y 15 de cada mes ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Bilbao, encargado de juzgar los hechos por haberse producido la agresión en la capital vizcaína.

En su declaración ante la juez, M. H. P. sostuvo que antes de golpear a la persona que se encontraba sentada en una terrzaza de la plaza bilbaína había sido él el agredido por la víctima, quien le dijo: "Yo soy Gabilondo, españolito de mierda, vete de aquí". Reconoció, no obstante, que lo que hizo "está mal". En la grabación de la agresión subida a las redes sociales, sin embargo, solo se ve que es él quien se acerca al hombre sentado en la terraza, le llama "Gabilondo" y le pregunta si es "proetarra" al tiempo que le arroja una bebida por encima y le da un violento tortazo antes de que el agredido huya.

A la salida del juzgado, ya en libertad y acompañado por su madre, se ha dirigido a los periodistas y cámaras de televisión que intentaban captar su imagen con amenazas como "no me grabes, que te voy a meter" o "difamar es un delito y os puedo denunciar a todos".

UN NIÑO MUY BUENO

La madre del ultra bético, por su parte, ha dicho a los informadores que su hijo "no es violento y es un niño muy bueno" y que tres horas antes de los hechos investigados la supuesta víctima y otras 14 personas fueron a buscarlo "con cadenas y perros" y le dijeron, entre otras cosas, "españolito de mierda, vete de aquí". Tras admitir que no hay video de esa supuesta agresión previa, la madre del acusado, que es monitora de gimnasio y culturista, ha manifestado que no entiende el "ensañamiento" a que está siendo sometido su hijo y ha explicado que el video fue grabado "por seguridad para que se viera que lo único que ha hecho es darle una palmetada".

No ha condenado la agresión y ha asegurado que no conoce el largo historial violento de su hijo, vinculado también con el tráfico de drogas y que ha pasado recientemente por la cárcel por otra agresión de carácter homófobo tras una detención en que hicieron falta 12 agentes para reducirle. Por este ataque pasó dos meses en prisión provisional, de donde salió con una orden de alejamiento de Sevilla, que se saltó.

La Policía Nacional detuvo también el martes a otros dos jóvenes, J. M. O., de 28 años y sin antecedentes, y al presunto autor de la granación, S. J. L. M., de 29 años. Ambos fueron puestos en libertad con cargos y por ello no pasaron a disposición judicial.

0 Comentarios
cargando