Ir a contenido

Un estudio médico centra la expedición de Latorre al Everest

El alpinista catalán espera culminar el último ochomil y convertirse en el primer catalán que conquista las 14 cumbres más altas de la tierra

JORDI TIÓ / BARCELONA

Latorre posa días antes de partir hacia el Everest.

Latorre posa días antes de partir hacia el Everest. / FERRAN NADEU

Ferran Latorre parte el próximo domingo hacia Nepal con el reto de culminar el sueño de toda una vida alpinística, el Everest, el techo del mundo (8.848 metros), cuya cima espera hollar a mediados de mayo para convertirse en el 16º montañero, y primer catalán, que conquista los 14 ochomiles de la tierra sin oxígeno. Toda una gesta que Latorre, de 46 años, espera culminar con éxito aunque siendo consciente de la dificultad. "Si algo me ha enseñado la montaña es a ser humilde", explica este alpinista catalán, que seguirá la vía nepalí del coloso del Himalaya, la misma que en su día llevaron a cabo sir Edmund Hillary y el sherpa Tenzing Norgay, los primeros en conquistar esta emblemática cumbre en 1953.

La expedición de Latorre cuenta con el apoyo de la Fundació Bancària ‘la Caixa’, ya que el objetivo no es solo deportivo sino también científico-médico. Y es que aprovechando la ascensión se llevará a cabo un estudio pionero a nivel internacional sobre la incidencia de la falta de oxígeno (hipoxia) en el cuerpo humano. El proyecto, Sherpa-Everest 2017 Project, cuenta con el apoyo del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y del Institut de Recerca de Sant Pau y del Hospital Germans Trias i Pujol.

LA INCIDENCIA DE LA HIPOXIA

El objetivo es evaluar cómo afecta la falta de oxígeno en los montañeros, a los que se les tomarán muestras de sangre desde el inicio de la expedición, ya en Barcelona, y en los diferentes campos de altura, para posteriormente analizar estos datos y tratar de desarrollar soluciones terapéuticas para enfermedades como el asma y las insuficiencias respiratorias.

Las muestras de sangre se tomarán tanto a los alpinistas que asciendan hasta la cumbre como al resto del grupo que no pasará del campo base, a 5.000 metros. Los valores se compararán posteriormente con los de 50 pacientes con insuficiencias respiratorias, controlados por el servicio de neumología del Hospital de Sant Pau.

LA PARTICIPACIÓN DE MÉDICOS-ALPINISTAS 

El estudio está coordinado por tres doctores: José Manuel Soria, resposable de la Unitat Genòmica i de Malalties Complexes de Sant Pau, quien también participará en la expedición; Oriol Sibila, del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, también un gran aficionado al alpinismo, y Marc Abulí, de Cardiología del Hospital Germans Tries i Pujol.

Latorre ha explicado su "satisfacción" por el hecho de que, por primera vez, una de sus expediones tenga también un fin social. "Muchas veces he pensado que escalar montañas era algo inútil, que solo me daba una satisfacción personal. Esta vez, este estudio pionero puede ayudar a combatir enfermedades y ayudar a mucha gente que lo necesita". 

0 Comentarios
cargando