Ir a contenido

El Supremo confirma que Cesc Fàbregas pague 40.145 libras por su contrato con el Arsenal

El jugador del Chelsea debe abonar la cantidad pactada por la intermediación en el fichaje

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Cesc, con la camiseta del Chelsea, su nuevo equipo.

Cesc, con la camiseta del Chelsea, su nuevo equipo. / CHELSEA FC

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a Cesc Fàbregas, que actualmente juega en el Chelsea, a pagar 40.145 libras a Eusara Servicios Deportivos SL en concepto de remuneración por las retribuciones fijas percibidas, y el 10% de las variables recibidas hasta el 12 de mayo de 2008 -cantidad que se fijará en ejecución de sentencia-, por su intermediación en los contratos firmados por el futbolista con el Arsenal en agosto de 2005 y octubre de 2006. La sentencia ratifica también la condena a la empresa que gestiona los derechos de imagen del deportista, Zirrintza, a abonar el 10% de las retribuciones percibidas del club inglés.

Eusara Servicios Deportivos reclamaba a Cesc Fábregas 379.569 libras esterlinas en concepto de comisiones vencidas a 31 de diciembre de 2009 calculado sobre las cantidades salariales fijas a percibir por el deportista del Arsenal FC hasta esa fecha, más los intereses legales desde la interposición de la demanda. Además, pedía la cantidad equivalente al 10% de las retribuciones variables percibidas por el futbolista hasta el 31 de diciembre de 2009. 

PRIMER RECHAZO Y PRIMERA CONDENA

El Juzgado de Primera Instancia número 8 de Bilbao rechazó la demanda al entender que Eusara no intervino en representación de Cesc Fábregas en la suscripción de los contratos celebrados con el club de fútbol inglés, sino que lo hizo en nombre de este club. Pero la Audiencia de Bizkaia estimó parcialmente el recurso y condenó a Fábregas a abonarle las cantidades que ahora ha ratificado el Supremo.

La sentencia recurrida concluyó que los contratos que firmó Cesc Fábregas con el Arsenal se realizaron con la intervención de la demandante, pero defendiendo los intereses del futbolista. Subrayaba que el hecho de que en los contratos aparezcan como representantes del Arsenal obedece a la práctica de que el club asuma total o parcialmente el pago de las comisiones al agente por ser fiscalmente favorable a todos los intervinientes, y que el plazo para reclamar dicho pago no había prescrito.

SIN MEDIACIÓN EN EL TERCER CONTRATO

Ahora el Supremo explica que los contratos que celebró el jugador con el Arsenal (agosto 2005 y octubre 2006), que tienen su origen en la mediación de Eusara, quedaron sin efecto el 12 de mayo de 2008, fecha en la que realizó un nuevo contrato con dicho club de fútbol, sin la mediación de la demandante.

De ahí que a partir de esa fecha el agente no tenga derecho a percibir remuneración alguna pues “la retribución que desde entonces recibe el jugador no tiene su origen en la actividad del agente (…), sino que en lo acordado en el contrato de mayo de 2008 en el que ninguna intervención tuvo la demandante”.

La Sala Primera tiene en cuenta el reglamento de agentes FIFA, de 1 de septiembre de 2001, vigente al tiempo en que se celebró el contrato litigioso de mediación, reitera que “si el agente de jugadores y el jugador no optan por un pago único y el contrato de trabajo del jugador negociado por el agente de jugadores en su nombre durase más que el contrato de representación suscrito entre el agente de jugadores y el jugador, el agente de jugadores tendrá derecho a su remuneración anual incluso después de haber vencido el contrato de representación. Este derecho durará hasta que el contrato de trabajo objeto del contrato de representación venza o hasta que el jugador firme un nuevo contrato de trabajo sin la intervención del mismo agente de jugadores”.