Ir a contenido

El Chapecoense vuelve a volar para disputar la Copa Libertadores

El conjunto brasileño emprende un largo viaje de 72 horas para llegar con un avión comercial a Venezuela pasando por Sao Paulo y Panamá

Tras sufrir la tragedia que enlutó al fútbol mundial y obtener la Copa Sudamericana a petición del Atlético Nacional de Colombia, su rival en la final, el renacido Chapecoense de Brasil vuelve a cruzar Sudamérica, pero esta vez para debutar, este martes, ante el Zulia de Venezuela en la Copa Libertadores.

Con el accidente de avión en el que murieron 71 personas en el recuerdo, el club brasileño optó esta vez por viajar hasta Maracaibo en un largo vuelo comercial, con escalas en Sao Paulo y Panamá, y cuya duración estimada es de 27 horas. Con la plantilla diezmada por la tragedia, el cuadro de Chapecó se vio forzado a fichar hasta 20 nuevos talentos, incluido el director técnico Vágner Mancini, quien ha dibujado un equipo de juego vistoso con tres hombres en ataque y el habilidoso Niltinho como falso 9.

EL PORTERO QUE SOBREVIVIÓ A LA CATÁSTROFE

Un Chapecoense que tiene como símbolo a Jakson Follman, de 24 años, superviviente del accidente y que tres meses después de la catástrofe aérea ya comienza a andar gracias a la prótesis en su pierna derecha, donde sufrió una amputación. Se pasó 56 días en el hospital y ahora sigue un programa de rehabilitación ya que su espalda también quedó muy dañada. "No sé si reír o llorar o lamentar mi suerte. Lo que tengo claro es que me siento más deportista que nunca y no quiero que se me recuerde como un antiguo futbolista", ha declarado a la agencia France Presse.