El Madrid reacciona a tiempo y remonta en Vila-real

El equipo blanco da la vuelta a un 2-0 en contra ayudado por un penalti polémico por mano involuntaria de Bruno

Modric intenta avanzar entre Dos Santos y Jaume Costa.

Modric intenta avanzar entre Dos Santos y Jaume Costa. / REUTERS / HEINO KALIS

3
Se lee en minutos
CARLOS F. MARCOTE / MADRID

Al borde de completar una semana trágica con una nueva derrota en Vila-real, el Madrid se levantó para remontar un 2-0 en contra y no dejarse arrebatar el liderato por el Barcelona. Un golpe de autoridad al límite del equipo blanco, aunque ayudado por un riguroso penalti señalado por una mano claramente involuntaria de Bruno de rebote que supuso el empate a dos. El conjunto amarillo se había adelantado en seis minutos pletóricos tras el descanso con goles de Trigueros y Bukambu, pero la salida de Isco al campo espabiló al conjunto madridista.

Bale acortó distancias antes de que Ronaldo equilibrase el marcador con la polémica pena máxima y Morata sentenció seis minutos después de entrar en sustitución de Benzema. Así salió el Madrid del grave atolladero en que le había metido el Villarreal, que después de encajar solo 15 goles en 23 jornadas de Liga permitió que en apenas 20 minutos el cuadro blanco le metiera tres. Zidane y los suyos se libraron de entrar de lleno en una dinámica muy negativa que podía arrastrarles a una caída al vacío.

EQUILIBRIO INICIAL

Con el recuerdo muy presente de lo ocurrido en Mestalla el míercoles pasado, había respirado para empezar el técnico blanco al comprobar que el Villarreal no había conseguido acercarse al área de Keylor Navas de forma preocupante en los primeros diez minutos de partido. Pero apenas superado ese punto, el portero costarricense tuvo que estirarse al máximo para desviar a córner un gran disparo de Mario tras una gran jugada de Trigueros por la derecha.

La respuesta llegó a cargo de Bale, titular junto con Ronaldo y Benzema 96 días después de su lesión. El galés no llegó por poco a clavar en la portería de Asenjo un gran centro de  Marcelo. Tampoco pudo efectuar el remate final Ronaldo poco después porque Mario llegó a tiempo de cortar el servicio de Modric. Ocasiones que reflejaban una puesta en escena potable del Madrid, con buena presión que poco a poco se fue diluyendo para dar paso a un choque sin dominador claro, aunque Asenjo tuviera que sacar sobre la misma línea un cabezazo cercano de Benzema.

LESIÓN DE ASENJO

En esa jugada se lesionó en la rodilla izquierda el portero local, que aguantó otros diez minutos sobre el campo durante los cuales se produjo el cambio de dirección de un encuentro en el que el Villarreal comenzó a mandar claramente gracias a la autoridad de Bruno y al despliegue de Trigueros y Dos Santos en el centro del campo para quitar el balón al Madrid, así como a la profundidad de Castillejo por la banda derecha. Una gran jugada del exjugador del Málaga, que dejó tirado a Ramos, acabó con un tiro de Jonathan desviado a córner por muy poco y el propio Castillejo remató alto muy forzado, solo ante Navas, un gran centro de Costa.

Noticias relacionadas

Más incisivo, vivo y fresco llegó el conjunto levantino al descanso y más todavía volvió al campo, aunque Benzema tuvo a tiro abrir el marcador a pase de Bale nada más reanudarse el juego. Remató flojo y centrado el francés y dio paso a un estirón incontenible del Villarreal. Trigueros marcó tras una dejada de Castillejo (m. 50) y Bukambu abrió en canal la defensa blanca a pase de Bruno para anotar el segundo (m. 56).

Reaccionó Zidane dando entrada a Isco por Casemiro, se colocó por delante de Kroos y Modric y el Madrid fue otro casi de inmediato. Ronaldo disparó de volea al palo antes de que el malagueño armase la jugada que acabó en gol de Bale de cabeza a pase de Carvajal (m. 64). El riguroso penalti señalado por una mano involuntaria de Bruno al interceptar un despeje de Víctor Sánchez acabó de relanzar al Madrid. Lo convirtió Ronaldo con seguridad (m. 74) y Morata, que había entrado en lugar de Benzema seis minutos antes, firmó la remontada con un remate picado de cabeza tras un robo de Isco y el pase final de Marcelo (m. 83). El Madrid estuvo al borde del desastre, pero salió del estadio de La Cerámica reforzado.

Villarreal, 2 - Real madrid, 3