Ir a contenido

La jornada Liga en cinco puntos

El Betis no gana el derbi en casa desde hace 11 años y El Molinón es el paraíso del gol

JULIÁN GÓMEZ / BARCELONA

El Sevilla-Betis de la primera vuelta en el Pizjuán.

El Sevilla-Betis de la primera vuelta en el Pizjuán. / EFE / JULIO MUÑOZ

EL BETIS NO GANA EL DERBI EN CASA DESDE HACE 11 AÑOS

La 24ª jornada de Liga tiene en el derbi sevillano uno de sus partidos más atractivos. El choque entre Betis y Sevilla es probablemente el partido de mayor rivalidad y que más pasiones desata de cuantos se disputan en España. El de este sábado en el Villamarín será la 45ª confrontación en feudo bético en Primera. El balance es de 17 victorias locales15 empates y 12 triunfos sevillistas. Como casi siempre, también en esta ocasión los dos equipos necesitan la victoria. El Betis, que no ha ganado ninguno de sus cinco últimos partidos de Liga, para distanciarse un poco más de la zona de descenso; el Sevilla, para seguir su pugna con Barcelona y Real Madrid por el título. La visita al estadio de su eterno rival se le da últimamente muy bien al Sevilla, pues no pierde allí desde hace 11 años. Desde el 2-1 de la campaña 2005-06 ha cosechado dos victorias y cinco empates.

EL MOLINÓN ES LA CASA DEL GOL

Barcelona (63) y Real Madrid (57, con un partido menos) son los equipos más realizadores de la Liga. Sin embargo, ni el Camp Nou ni el Bernabéu son a día de hoy los estadios en los que se han marcado más goles esta temporada. Tal honor recae en El Molinón. El campo del Sporting de Gijón, que el domingo recibe la visita del Celta, es a estas alturas del curso la casa del gol. Los aficionados que no se hayan perdido ninguno de los 11 encuentros que se han disputado en el municipal gijonés han sido testigos de la consecución de 44 dianas. Por desgracia para ellos, seguidores sportinguistas, la mayoría de esos tantos (28) han sido conseguidos por los equipos rivales. El cuadro gijonés ha metido 16. Tras el recinto asturiano, los campos con mayor número de goles son el Bernabéu (41) y Mestalla (39). El Camp Nou (36) ocupa el sexto puesto. Butarque y Los Cármenes (ambos con 24) cierran la tabla. 

NUEVA FINAL EN BUTARQUE

Trece días después, nueva final en Butarque. Si importante fue el Leganés-Sporting de hace dos jornadas, mayor todavía es la trascendencia, para el futuro de ambos equipos en la categoría, del que se disputa este sábado entre el conjunto pepinero y el Deportivo. Teniendo en cuenta su situación en la tabla, amenazados ambos por el descenso, su errática trayectoria y los síntomas de mejora del Granada y Sporting, el choque se antoja decisivo. Separados por un punto y un puesto en la clasificación, los cuadros de Asier y Gaizka Garitano (técnicos local y visitante, respectivamente, sin parentesco alguno entre ellos) son dos de los que más tiempo llevan sin ganar. Solo les supera en este apartado el Osasuna. El Leganés no gana desde el 21 de noviembre de 2016 (12ª jornada); el Deportivo, desde el 18 de diciembre (16ª). Es decir, ninguno de los dos conoce la victoria en 2017.

CON ALCARAZ, FUERA DEL DESCENSO

Aunque el Granada sigue plaza de descenso, las dos últimas victorias en Los Cármenes, especialmente la conseguida tras vapulear al Betis, han hecho renacer en la afición nazarí las esperanzas de salvación. La presencia en el banquillo de Lucas Alcaraz es uno de los puntos fuertes que tiene el equipo andaluz a juicio de buena parte de sus seguidores . Y es evidente que desde que Alcaraz se sienta en el lugar del banquillo donde a principios de temporada estaba Paco Jémez, los resultados son mejores para el Granada. Otra cosa es la vistosidad del juego o la propuesta de uno y otro técnico. Desde que Alcaraz dirige al equipo (a partir de la octava jornada) el Granada ha sumado más puntos que cuatro de sus rivales directos por la permanenciatres más que el Deportivo, cinco más que el Sporting, seis más que el Leganés y siete más que el Osasuna. Es decir, en la Liga de Alcaraz, el Granada estaría fuera del descenso.

SIRIGU NO PONE EL CERROJO

Más de dos meses estuvo el Osasuna buscando un portero que diera al equipo más seguridad de la que aportaban Nauzet y Mario, los metas con los que el equipo rojillo comenzó la temporada. El australiano Ryan y el luso Beto fueron los primeros objetivos. Ryan no pudo ser por la negativa del Valencia a reforzar a un rival directo por la permanencia; prefirió cederlo al Genk (Bélgica). Las gestiones con el Sporting de Portugal para la incorporación del exsevillista Beto tampoco fructificaron. Acabó llegando Sirigu, tras una operación a tres bandas con el Sevilla y el PSG. Pero el cancerbero italiano no ha acabado con los problemas de la portería osasunista. Sus números no solo no mejoran a Nauzet y Mario sino que son peores. En los tres encuentros que ha jugado ha recibido nueve goles, mientras que Nauzet recibió 29 en13 (media de 2,2 por partido) y Mario, 14 en siete (2 de media).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.