Ir a contenido

Un partido amistoso para enterrar el incidente machista de Lloret

El equipo femenino del Llorentenc y el de veteranos de Lloret hacen las paces tras los insultos a dos equipos de chicas

Manifestación contra el machismo.

Manifestación contra el machismo. / AP / ANDRÉS KUDACKI

El equipo de veteranos Club de Fútbol Lloret y el femenino del Llorentenc, ambos del mismo municipio, han celebrado este domingo un partido de fútbol amistoso para dar por zanjado el incidente machista ocurrido la semana pasada en el Camp el Molí, de Lloret de Mar (Girona).

El objetivo del encuentro se ha cumplido, ya que ha servido para reconciliar a ambas partes, después de que los veteranos presentaran sus disculpas por los insultos y comentarios vejatorios hacia las chicas, algunas de ellas menores de edad.

Jugadores del equipo de veteranos del Lloret interrumpieron el partido del Llorentenc "con actitudes poco deportivas e incluso agresivas y machistas"

Las jugadoras del Llorentenc se encontraban en el campo disputando un partido con el equipo del Atlétic Masnou, en la categoría de segunda catalana femenina, cuando jugadores del equipo de veteranos del Club de Fútbol Lloret interrumpieron el partido "con actitudes poco deportivas e incluso agresivas y machistas", según informaron en su día fuentes del equipo de El Masnou.

RESERVA A DOS EQUIPOS A LA VEZ 

El campo de fútbol El Molí es una instalación del municipio de Lloret de Mar, cuyos encargados reservan horario en la instalación a los equipos que lo solicitan. Sin embargo, por una equivocación el pasado sábado 11 de febrero se reservó el campo a dos equipos casi a la misma hora.

El partido que disputaban los equipos femeninos tenía previsto empezar a las 15.30 horas, y tan solo media hora más tarde los veteranos del equipo local estaban citados para jugar en el mismo terreno de juego un partido contra el Caldes d'Aigües Bones.

En un momento en el que la pelota salió fuera del terreno de juego, los veteranos aprovecharon para entrar al campo a entrenar. Aunque el árbitro terminó por suspender el partido, que en ese momento daba la victoria al equipo visitante por un 0-6, las integrantes de ambos equipos se sentaron sobre el césped en señal de protesta hasta que fueron obligadas a abandonar el campo.

DISCULPAS A LOS DOS EQUIPOS

El club de Lloret ha asegurado a través de en un comunicado haberse reunido con los veteranos del club y ha "lamentado y condenado" los actos sucedidos. "Pedimos disculpas a los clubes Lloretenc y Atlètic Masnou y, especialmente, a las jugadoras que estaban sobre el terreno de juego", señaló el club, que ha rechazado "cualquier actitud y comentario sexista, racista, xenófobo, homófobo u otras formas de intolerancia".