Ir a contenido

En seis meses habrá wifi en el Everest

La conexión será gratuita, permitirá enviar un selfi, un tuit o un correo hasta los 5.300 metros de altitud

JORDI TIÓ / BARCELONA

El Everest es con sus 8.848 metros sobre el nivel del mar la montaña más alta del mundo.

El Everest es con sus 8.848 metros sobre el nivel del mar la montaña más alta del mundo. / XAVIER JUBIERRE

Enviar tuits, hacer selfis y actualizar el Facebook además de contestar o enviar correos electrónicos será posible desde el campo base del Everest, situado a 5.380 metros, si el Gobierno de Nepal cumple con la promesa de instalar la red de wifi gratuita en la zona en un plazo de seis meses. De ser así, la eclosión de las redes sociales llegarán con toda su efervescencia al Himalaya, cuyo gran coloso, de 8.848 metros, el techo del mundo, concentra en su base, año tras año, a más de 2.000 expedicionarios.

El servicio de internet se añadirá a la red de telefonía 3G que, desde octubre del 2010, ya funciona desde el campo base del Everest. Lo que será imposible, por ahora, es que el wifi alcance a los diferentes campos de altura hasta la misma cima. Pero den tiempo a la tecnología: todo llegará. Mientras, los alpinistas siguen echando mano de los teléfonos satelitales cuando inician la ruta hacia la cima del mundo.

"Habrá internet gratuito desde Lukla (localidad a 2.860 metros que acoge la mayoría de expediciones y que cuenta con un aeropuerto que quita el hipo) hasta el campo base del Everest", explica Achyutananda Mishra, portavoz de la Autoridad de Telecomunicaciones de Nepal, un país donde solo el 54% de la población tiene acceso a internet.

EL TEMOR A LOS DESASTRES

El objetivo no es solo que los miles de turistas y montañeros que acuden al Himalaya puedan usar los móviles sino también facilitar las comunicaciones en caso de necesidad, como fue el terremoto que arrasó el país en el 2015, dejando más de 7.000 muertos, 19 de ellos en el campo base del Everest, que quedó sepultado. De haber contado con buenas comunicaciones, puede que se hubieran salvado más vidas.

Que finalmente internet llegue a la misma falda del Everest es una consecuencia de la evolución tecnológica pero también de la masificación del alpinismo, criticada en muchos casos por el propio colectivo de montañeros. En el 2014 arreciaron las críticas a la propuesta de instalar unas escaleras metálicas en el legendario Escalón Hillary, el último obstáculo por la vertiente nepalí, a 8.790 metros. El motivo es que en ese paso estrecho, un muro de hielo y roca de poco más de 12 metros, se acumula una gran cantidad de alpinistas entre los que suben y los que bajan, produciéndose cuellos de botella que pueden ser mortales en caso de cambios bruscos de tiempo. Las quejas frenaron la instalación de las escaleras.

OTROS LUGARES REMOTOS CON WIFI

Desde hace ya tiempo, no es ninguna novedad el acceso a internet en otros lugares remotos del planeta. Es el caso del Monte Fuji, en Japón, donde se accede a este servicio desde la misma cima (3.776 metros). También en la base rusa de Barneo, a solo 80 kilómetros del Polo Norte real, también cuentan con red wifi. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.