07 ago 2020

Ir a contenido

El Sevilla descompone al Madrid con la ayuda de Ramos

El gol en propia puerta del capitán blanco y otro de Jovetic en el tiempo añadido dan el triunfo al Sevilla

CARLOS F. MARCOTE

Luca Modric centra con la oposición del defensa sevillista Pareja.

Luca Modric centra con la oposición del defensa sevillista Pareja. / EFE / JULIO MUÑOZ

La Liga ya no es tan blanca. El Madrid cayó derrotado al cabo de 40 partidos sin perder, arrollado en el Sánchez Pizjuán por el Sevilla en un arreón final que lo descolocó completamente. Sobre todo a Sergio Ramos, que concedió el empate con un tanto en propia puerta después de un penalti convertido por Cristiano Ronaldo. La remontada la acabó firmando en el tiempo añadido Jovetic con un derechazo tremendo que sorprendió a Keylor Navas.

Se creía el equipo madridista en camino de superar la exigente prueba sevillista de la penúltima jornada de la primera vuelta y, lo que son las cosas, allí apareció su capitán para provocar el delirio en la afición local, que no había dejado de increparle cada vez que tocaba el balón durante todo el encuentro. Perdió la cabeza de manera muy distinta a cómo lo hizo en el partido de Copa del jueves pasado y acabó convertido en el gran artífice involuntario de la reacción de un Sevilla que se había visto por debajo en el marcador debido a una salida insensata ante Carvajal de su portero, Sergio Rico, mediada la segunda parte.

MENOS RIESGOS

Le había ocurrido eso al conjunto sevillista después de no haber decidido ir a buscar de entrada al Madrid, como hizo hace tres días en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa. Zidane, que así lo había esperado, cambió el dibujo habitual para meter tres centrales, con Carvajal y Marcelo en las bandas para sumar en el centro del campo junto a los habituales Casemiro, Modric y Kroos.

La apuesta menos arriesgada del cuadro andaluz, con Iborra prácticamente en paralelo a N’Zonzi y no como media punta como en el choque copero, y las precauciones madridistas abrieron las puertas a un partido sin claro dominador, aunque con la expectativa de que la libertad de incorporación de Modric podía dar al equipo blanco el suplemento ofensivo que en principio le restaba la ausencia de un atacante más, amén de la proyección prevista de Carvajal y Marcelo.


Fue precisamente el centrocampista croata el primero en pisar el área rival con serias opciones de hacer el mayor daño posible. Se quitó de encima a Rami con una maniobra espectacular, pero su centro final, con Pareja encima, se le fue largo cuando Ronaldo esperaba desmarcado en boca de gol. Fue solo un fogonazo porque el Sevilla no tardó en ajustar sus piezas, con el liderazgo de un N’Zonzi omnipresente y la gran actividad y profundidad de Vitolo para incomodar a Carvajal y Varane. Mucho más que Vázquez y Nasri, aunque el primero tiró arriba por poco tras una pared con Mariano y el segundo probó a Navas después de apoyarse en el canario.

OCASIONES BLANCAS

A Rico lo probó antes del descanso Ronaldo, más delantero centro que Benzema. Antes de la media hora, el portero local neutralizó un zurdazo cruzado del portugués en la primera contra blanca y a cinco minutos del descanso respiró cuando vio como el goleador madridista no ajustaba su remate de primeras a pase de Benzema en posición inmejorable para marcar.

Volvería el portugués a rondar el gol después de una gran ocasión de Ben Yedder en el inicio del segundo tiempo. También Benzema, que mandó a las nubes el balón que le había caído a cuatro metros tras tocar en Modric. Al minuto siguiente, Carvajal aprovechó un grave error de Escudero para provocar un penalti de Rico, que le arrolló en su salida lateral cuando ya se había quedado sin posibilidad de controlar la pelota.

Marcó Ronaldo (m. 67) y el Madrid pensó en dormir el choque e intentar sorprender de nuevo al Sevilla en una jugada aislada. Lo hubiese conseguido seguramente si Ramos no hubiese medido mal su salto para marcar un golazo en su portería en una falta lanzada por Sarabia desde la derecha (m. 85). Fue el toque a rebato para el Sevilla, que se echó encima y desarboló a la defensa madridista. Lo rozaron Jovetic y Vitolo antes de que el flamante fichaje de Monchi decidiera en el tiempo añadido. Perdió Benzema el balón, Vitolo se lo dio al montenegrino y este batió con un lejano derechazo a Navas, muy mal colocado (m. 92). 

Sevilla, 2 - Real Madrid, 1

Sevilla: Sergio Rico (6), Mariano (6), Pareja (6), Rami (6), Escudero (5), N’Zonzi (8), Nasri (5), Iborra (6), Franco Vázquez (5), Ben Yedder (5), Vitolo (7). Entrenador: Sampaoli (7).

Cambios: Jovetic (8) por Vázquez (m. 67); Sarabia (6) por Iborra (m. 77).

Real Madrid: Keylor Navas (4), Carvajal (6), Varane (7), Ramos (4), Nacho (6), Marcelo (6), Casemiro (6), Kroos (5), Modric (7), Benzema (6), Cristiano Ronaldo (6). Entrenador: Zidane (5).

Cambios: Kovacic (6) por Kroos (m. 75).

Goles: 0-1 (m. 67), Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1 (m. 85), Sergio Ramos en propia puerta. 2-1 (m. 92), Jovetic, de gran disparo.

Árbitro: Hernández Hernández (5), aragonés. Mostró amarilla a Iborra (m. 31), Mariano (m. 65), Nasri (m. 81), Marcelo (m. 84).

Campo: Sánchez Pizjuán (40.000).