Ir a contenido

MEJORA DE LAS CONDICIONES

Las nevadas animan la cuesta de enero a las estaciones de esquí

El sector celebra la llegada de las precipitaciones después del largo anticiclón, si bien las cifras navideñas han sido satisfactorias

EDUARD PALOMARES / BARCELONA

Una esquiadora desciende por una pista de Grandvalira el pasado martes, en plena nevada.

Una esquiadora desciende por una pista de Grandvalira el pasado martes, en plena nevada. / NATÀLIA MONTANÉ

Ha sido descolgar la última bola del árbol, guardar las figuritas del pesebre y apagar las luces de Navidad que la nieve se ha desencadenado en el Pirineo, especialmente durante el martes pasado. Y las previsiones hablan de la posibilidad de que se produzcan nuevas nevadas cara al fin de semana. Una muy buena noticia para las estaciones de esquí y todo el sector turístico de montaña que, a pesar de que hacen un buen balance de las vacaciones navideñas, necesitaban ya nuevos argumentos meteorológicos después de 45 días sin nevar y la llegada de la cuesta de enero.          

Una buena cantidad de centímetros de nieve fresca que eran especialmente deseados en el Pirineo de Lleida, donde hasta ahora andaban más escasos. De hecho, Vaquèira-Beret tuvo que transportar bloques de nieve en camión y helicóptero para acondicionar algunos tramos en las cotas bajas, sobre todo aquellos que daban acceso a los telesillas. Y Tavascan, la única estación alpina que prácticamente no cuenta con cañones de producción de nieve, todavía no ha podido estrenar la temporada. Pero la situación ha cambiado por completo. La estación del Vall d’Aran ha recibido entre 25 y 40 centímetros de nieve en los últimos días, mientras que el dominio del Pallars Sobirà suma más de 30 centímetros y trabaja para abrir en breve sus instalaciones. En las estaciones aragonesas, como Candanchú, las nevadas también han sido generosas y permitirán mejorar las condiciones.

MÁS SUPERFICIE ESQUIABLE

A medida que se desplaza el foco hacia el este, el resultado de las nevadas es menos intenso, aunque también han descargado en Espot Esquí y Port Ainé y, en menor medida hasta el momento, en Masella y La Molina. En Andorra también celebran el fin del largo anticiclón y dominios como Grandvalira anuncian que han acumulado entre 20 y 30 centímetros de nieve fresca, cosa que supondrá aumentar la superficie esquiable para este fin de semana en el que, por cierto, se celebra el Día Mundial de la Nieve. Las 'webcams' de algunas estaciones de esquí alpino, como Lles, también daban fe de una buena nevada. 

BALANCE SATISFACTORIO

A pesar de la larga ausencia de nevadas –desde las grandes precipitaciones de finales de noviembre–, el balance del sector del periodo navideño es positivo. Por ejemplo, las estaciones del grupo de Ferrocarrils de la Generalitat han recibido más de 173.000 visitantes, una cifra que les permite asegurar que se trata de una de las mejores Navidades de los últimos años. De hecho, el anticiclón ha tenido algo satisfactorio: jornadas diurnas soleadas y noches frías para fabricar nieve. Las estaciones que más se han beneficiado de ello son La Molina y Vallter 2000, que han triplicado el número de visitantes respecto al año pasado. Incluso Vaquèira, más afectada por la falta de nevadas, logró mantener entre 80 y 90 kilómetros de pistas durante todos los días y recibir a 125.000 esquiadores. Boí Taüll ha logrado mantener un 80% de ocupación.

Las cifras también han sido positivas en Andorra, especialmente en Grandvalira, que ha recibido a más de 16.000 esquiadores diarios, lo que ha supuesto un incremento del 13% respecto a la campaña anterior. Y en Vallnord han logrado mantener la media de visitantes de los últimos años, con un leve aumento en Pal-Arinsal. Las nevadas caídas esta semana, y las que seguramente estan por venir, auguran también un buen mes de enero para el esquí.

Consulta el estado de las pistas en el Canal Esquí de EL PERIÓDICO. 

El domingo se celebra el Día Mundial de la Nieve

El Día Mundial de la Nieve, que se celebra el próximo domingo, fue creado hace cinco años por la Federación Internacional de Esquí (FIS) para promocionar los deportes de invierno, especialmente entre el público infantil. Y aunque la efeméride no ha supuesto un gran impacto entre los aficionados, las estaciones de esquí del Pirineo aprovechan para organizar alguna que otra actividad para animar a los más pequeños (y a los más crecidos) a debutar en el mundo del esquí.   

Quien parece que se toma más en serio la jornada es Vaquèira-Beret, que ha preparado un pack especial para debutantes para los dos próximos fines de semana (que incluye alquiler de material, clases, forfait y comida). Por su parte, Boí Taüll regala el forfait a todos los niños entre 6 y 12 años. Los 100 primeros, además, tendrán 2 horas de clases de iniciación colectivas y el material de esquí gratuito.

Estaciones como Vallter 2000, Espot Esquí y Port Ainé coinciden en su propuesta: un concurso de muñecos de nieve, mientras que Vall de Núria anima a participar en un eslalon cronometrado abierto a todos. Finalmente, La Molina celebra la Nocilla Cabirol Minifreestyler, una competición infantil de freestyle.

0 Comentarios
cargando