Ir a contenido

CAMBIOS EN LA COPA DEL MUNDO

La FIFA ampliará el Mundial a 48 equipos

El máximo organismo futbolístico aprueba que a partir del 2026 la competición cuente con 16 grupos de tres equipos cada uno

Carles Planas Bou

Gianni Infantino.

Gianni Infantino. / REUTERS / ARND WIEGMANN

Cambios en la FIFA. El consejo del máximo organismo futbolístico ha aprobado por unanimidad ampliar el Mundial a 48 equipos a partir del año 2026. El plan presentado por el presidente Gianni Infantino ha sido apoyado por todos los delegados del órgano superior reunidos en Zurich, Suiza, desde el lunes. Así la competición por la Copa del Mundo pasará a estar estructurada por 16 grupos de tres selecciones nacionales en los que se los dos primeros clasificados pasarán a la fase de eliminación siguiente.

De esta manera, la FIFA ha llevado a cabo los primeros cambios en la organización del torneo desde 1998 para modificar el funcionamiento actual en el que participan 32 equipos. En el nuevo modelo se disputarán 80 partidos, frente a los 64 actuales. Los miembros del consejo han respaldado la opción defendida con más entusiasmo por Infantino pero había otras dos propuestas alternativas al modelo actual. Así, han quedado descartados un Mundial de 48 equipos en el que 32 de ellos debían participar en una ronda clasificatoria previa y un Mundial con 40 equipos divididos en ocho grupos de cinco selecciones.

En su comparecencia, la FIFA ha remarcado que los cambios que propone el nuevo formato no supondrán una reducción de la jornada de descanso para los jugadores. La duración del torneo se mantendrá en 32 días, de manera que las selecciones que lleguen a la final habrán disputado un máximo de siete partidos. Así, Infantino se ha declarado "muy satisfecho" porque se amplía el número de equipos pero no aumentan los días de competición. "Lo importante era no incrementar la carga de los jugadores y eso lo hemos conseguido", ha agregado.

El nuevo formato contempla que en caso de empate los encuentros solo se decidirán con prórroga a partir de las semifinales mientras que antes se recurrirá a la tanda de penaltis. El ente futbolístico también ha acordado que los cabezas de serie se encontrarán en los dos primeros partidos del grupo para evitar así que se pueda recurrir a la manipulación para arreglar partidos en la jornada final.

AUMENTO DE LOS BENEFICIOS

Según Infantino, su motivación para cambiar la arquitectura de una la competiciones deportivas más populares del mundo es dar la oportunidad a más naciones para que puedan participar y así impulsar el mercado internacional futbolístico en aquellos países en desarrollo y ayudar a potenciarlo donde aún no tiene una presencia significante. Así, se espera que esta modificación beneficie particularmente a selecciones de África o Asia, donde hasta ahora solo tenían cuatro posiciones reservadas en el campeonato. La FIFA calcula que este cambio significará un aumento de los beneficios de aproximadamente 1.000 millones de euros. "Estamos en siglo XXI y hay que adaptar la competición al siglo XXI", ha defensado Infantino.

En próximas reuniones la FIFA deberá determinar aspectos más concretos de este nuevo modelo para el Mundial como la asignación de plazas por confederación. Otras decisiones importantes como quien será el huésped del torneo no se anunciarán hasta el 2020. Las próximas ediciones se celebrarán en Rusia el 2018, de la cual hoy se ha establecido el calendario protocolario, y en Catar el 2022, un caso particularmente espinoso por las constantes denuncias por violaciones contra los derechos humanos que se viven en el país del Golfo pérsico.

INFANTINO DEFIENDE LA DECISIÓN

El presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, ha defendido de forma categórica la decisión tomada este martes y ha dicho que la ampliación ayudará al desarrollo del fútbol. "Creo que es una decisión muy positiva para el desarrollo del fútbol", ha asegurado Infantino en rueda de prensa tras presidir en Zúrich la segunda reunión del Consejo, órgano que ha sustituido al anterior Comité Ejecutivo.

Cuestionado sobre las críticas expresadas por la Asociación de Clubes Europeos (ECA) y por Alemania, Infantino ha asumido que haya voces disidentes y ha remarcado que "siempre habrá alguien que se queje". El presidente de la FIFA contestó con un rotundo "buena suerte" a la pregunta sobre la presentación de una denuncia anunciada este martes por el presidente de La Liga española, Javier Tebas, contra la ampliación, después de afirmar que le parece "muy mal" el Mundial con 48 selecciones porque perjudica al fútbol en general.

0 Comentarios
cargando