Ir a contenido

San Mamés despide a la leyenda Fidel Uriarte

Tenía 71 años, fue 9 veces internacional y marcó más de un centenar de goles en los 12 años que estuvo en el club vizcaíno

Momentos antes del Athletic-Celta, San Mamés ha despedido esta noche con un solemne minuto de silencio a uno de los grandes de su historia, Fidel Uriarte Macho, fallecido el domingo. Tenía 71 años y padecía alzhéimer. El  funeral se celebrará este miércoles en su Sestao natal. Muchos viejos seguidores del equipo vasco no dudan en considerarlo como el mejor de la historia del club. Sí fue uno de los más carismáticos, en opinión de veteranos exfutbolistas y aficionados.

"Por compararlo con un futbolista de los de hoy, diría que era un poco como Rakitic. Fuerte, técnico y goleador". Quien así lo define es un contemporáneo, José Antonio Zaldúa, delantero del Barça de los 60 y 70. "Era uno de los mejores de aquella época". Uriarte jugaba de todo, sobre todo de interior y delantero. Marcó muchos goles, 120 en 394 partidos con el Athletic, y ganó el Pichichi de 1968 con 22 tantos. Aquel año estableció una gesta solo igualada hace apenas unos meses por Aduriz: Uriarte le marcó cinco goles al Betis el día de Nochevieja de 1967.

José Antonio Zaldúa

EXJUGADOR DEL BARÇA

"Era fuerte, técnico y muy goleador. Por compararlo con un jugador de hoy, era un poco como Rakitic"

DEBUTANTE CON IRIBAR

No era muy alto (1,74) pero será recordado por su imponente salto, que le hacía letal en el juego aéreo, por una zurda de élite y por un optimismo nada corrientes. Debutó en el Athletic el mismo día que otro mito, Iribar, en un partido contra el Málaga. Tenía 17 años. Tres décadas después, a los 32, colgó las botas. Sus tres últimas temporadas las pasó precisamente en el club andaluz, jugando como líbero. "Normal. ¿A qué iba a ir a Málaga? ¿A matarme? Pasé tres años maravillosos", recordaba con su habitual desenfado en una entrevista publicada en el año 2011 por el diario 'El Correo'.

Una vez retirado, probó como entrenador, en el Bilbao Athletic y el Villarreal, pero no prosperó. Se metió en política en Castro Urdiales, donde vivía, como concejal del Partido Regionalista de Cantabria, el de Miguel Ángel Revilla. Pero el fútbol fue su vida y para una generación de chavales vascos siempre será el mayor ídolo.

Uriarte pasó 12 temporadas en el Athletic y fue 9 veces internacional español. Compartió alineación en Bilbao con una gran grupo de futbolistas, entre ellos Javier Clemente, al que cedió el número 10. Su importancia en el juego era tal que en San Mamés se decía que regía "el fidelato", que todo el fútbol ofensivo debía pasar por sus botas. Compartió alineación con hombres históricos. Además de Iribar, con él jugaban, entre otros, Sáez, Aranguren, Larrauri, Argoitia, Arieta, Aguirre, Rojo, Estéfano... Ganaron dos Copas, en 1969, ante el Elche, y en 1973, ante el Castellón.