Ir a contenido

INNOVACIÓN POLÉMICA

Al-Ghandour, el argumento de la FIFA para defender el videoarbitraje

Massimo Busacca, director de Arbitraje de la FIFA, esgrime que con el vídeo España no habría sido eliminada del Mundial del 2002

Fernando Hierro protesta una decisión del arbitro egipcio Gamal Al-Ghandour durante el partido de los cuartos de final contra Corea del Sur del Mundial del 2002.

Fernando Hierro protesta una decisión del arbitro egipcio Gamal Al-Ghandour durante el partido de los cuartos de final contra Corea del Sur del Mundial del 2002. / EFE / LUIS TEJIDO

No paran de lloverle críticas al nuevo sistema de videoarbitraje que la FIFA ha estrenado en el Mundial de Clubs. Que la primera decisión acabara con un penalti cometido sobre un jugador en fuera de juego no ayudó, y el esperpento de gol anulado y luego validado a Cristiano Ronaldo aún menos. Ante tanto reproche, el director de arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca, se ha sacado un as de la manga para lograr la aceptación del sistema por lo menos en España: Gamal Al-Ghandour.

"Pregunta en España si en el Mundial de Corea hubieran esperado 5 minutos al videoarbitraje", ha señalado en la madrugada del viernes Busacca en 'El partidazo' de la Cadena Cope. En aquella ocasión, la España de José Antonio Camacho cayó por penaltis en cuartos de final contra la anfitriona Corea del Sur tras haber visto cómo se le anulaban dos goles legales.

"El objetivo del videoarbitraje es que ningún equipo pierda injustamente por una decisión arbitral. Si la tecnología se aplica bien no habrá más injusticias en el fútbol, como le pasó a España en Corea. No queremos que ningún equipo se vaya de un Mundial por un error arbitral. No dormimos por la noche", aseguró Busacca, que definió para qué puede parar el árbitro el partido: "El videoarbitraje puede revisar un gol, un penalti, una expulsión o una agresión. Si los jugadores pudiesen solicitar el videoarbitraje lo pedirían tropecientas veces. No veríamos fútbol".

NO VE FALLOS

También intentó justificar las dos acciones señaladas en este Mundial de Clubs. Del gol de Cristiano, explicó: "El asistente 2 dudó si el tanto era legal y preguntó. Lo miraron dos veces para asegurarse y se demoró un poco". Más complicada suena su justificación en el penalti favorable del Kashima en la primera semifinal: "La decisión de pitar penalti fue correcta. No hubo fuera de juego. El fuera de juego sólo se puede mirar en el vídeo si la jugada acaba en gol o penalti". Es decir, que si la jugada hubiera acabado en gol el vídeo habría servido para anularlo por fuera de juego, pero como acabó en nada, el vídeo vale para señalar el penalti que no vio el árbitro pero ya no para dictaminar que la jugada venía precedida de fuera de juego.

Busacca no solo mostró su confianza en el videoarbitraje, sino que lo situó como elemento fundamental para el próximo Mundial: "Fue el fútbol el que pidió tecnología. '¿Cómo puede ser que todo el mundo vea el gol menos el árbitro?'. Queremos que el videoarbitraje esté mejor preparado para el Mundial de Rusia 2018".

0 Comentarios
cargando