24 nov 2020

Ir a contenido

Tiger Woods reaparece tras más de un año de baja

El golfista estadounidense disputa desde el jueves el torneo benéfico Hero World Challenge, en Bahamas

El golfista Tiger Woods, durante una acción en Augusta

El golfista Tiger Woods, durante una acción en Augusta / AFP / TIMOTHY A CLARY

Tiger Woods  volverá a competir tras 15 meses de ausencia. El golfista estadounidense cerrará así una de las etapas más negras de su vida, marcada por sus dos operaciones de espalda y unos dolores crónicos que le llevaron, hace menos de un año, a plantearse incluso la retirada.

El regreso de Woods, el jugador que dominó con puño de hierro el ránking mundial durante 683 semanas, uno de los más esperados en el mundo del deporte, se producirá en el Hero World Challege, en las Bahamas, un torneo benéfico que organiza su fundación  y que cuenta con alguna de las grandes estrellas del golf mundial.

«Hubo momentos de mucho temor, en los que pensé que la retirada era una posibilidad muy real», explicó Tiger en la rueda de prensa previa al torneo. «Era incapaz de levantarme de la cama, incapaz de moverme, ¿cómo podía pensar en salir a jugar un campo y golpear la bola?» 

De eso hace solo un año, cuando en la antesala del mismo torneo, obligado a seguirlo como un espectador más, confesó que era incapaz de encontrar una salida al túnel en el que se encontraba.

Tiger Woods

JUGADOR DE GOLF

"¿Cuál es mi objetivo? El de siempre. Trataré de ganar a mis rivales, igual que ellos a mí"

El Hero World Challenge, integrado en el circuito de la PGA, reúne solo 18 jugadores y no tendrá corte, lo quepermitirá a Tiger ponerse a prueba durante cuatro días física y mentalmente. Entre sus rivales estarán el defensor del título, Bubba Watson, Jordan Spieth, Henrik Stenson, Dustin Johnson o Patrick Reed, uno de los héroes del equipo estadounidense de la Ryder, con el saldrá a jugar el primer día.

DESPEJAR DUDAS

«¿Cuál es mi objetivo? El de siempre. Trataré de ganar a mis rivales, igual que ellos intentarán ganarme a mí», remarca el mejor golfista de las dos últimas décadas, por no decir de la historia, que acumula 14 títulos del Grand Slam, el último el Abierto de Estados Unidos del 2008, cuando inició su via crucis particular. El de las los hospitales (tres operaciones,una de rodilla, dos intervenciones más de la espalda) y también el personal, que acabó con su divorcio de Elin Nordegren, la madre de sus dos hijos, después de que salieran a la luz sus múltiples infidelidades.

«Es maravilloso estar de vuelta. No he parado de recibir llamadas, mensajes, de reunirse con los chicos en los últimos 16 meses, en los que me han hecho saber que querían  que volviera a jugar y ofreciéndome su ayuda», desveló el jugador estadounidense, que a pesar de su discurso optimista, reconoce que vuelve cargado de dudas, que solo podrá despejar cuando vuelva a encontrarse en el tee de salida.

"No sé como va a responder mi espalda. Me encantaría jugar todos los torneos de la próxima década ¿Podré hacerlo? No lo sé. Veremos. Haré todo lo que pueda». 

Temas Golf