Ir a contenido

La jueza cita como investigado a Alexis por fraude a Hacienda

El exjugador del Barcelona y ahora del Arsenal declarará en enero por videoconferencia

J. G. Albalat

Un juzgado de Barcelona ha citado a declarar para el próximo 16 de enero en calidad de investigado (antes, imputado) al exjugador del Barcelona y ahora del Arsenal Alexis Sánchez, por presuntamente haber defraudado a Hacienda 983.443 euros durante los años 2012 y 2013, cuando militaba en el club azulgrana. La jueza ha aceptado la petición del delantero chileno de declarar mediante videoconferencia al vivir en el Reino Unido.

La denuncia presentada por la fiscalía detalla que en el 2012 y el 2013, Alexis obtuvo importantes ingresos derivados del contrato de cesión de los derechos de imagen suscrito con el Barça que deberían haber tributado en sus declaraciones del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF). Y sostiene que para “eludir el pago”, el futbolista “simuló la cesión de estos derechos de imagen a una “sociedad insrumental” radicada en la isla de Malta.

El futbolista chileno está acusado de haber defraudado a Hacienda casi un millón de euros en los años 2012 y 2013

El jugador utilizó este mecanismo para no pagar unas cuotas de 587.677 euros (año 2012) y de 395.766 euros (2013), ocultando a la Agencia Tributaria la existencia de la sociedad de Malta, de la que era propietario en un 99%. De esta manera, dificultaba el control tributario de las rentas obtenidas con su contrato de cesión de derechos con el FC Barcelona.

SOCIEDADES OCULTAS

El fiscal destaca que ni en el 2012 ni en el 2013 el deportista declaró ningún ingreso derivado de la explotación de los derechos de imagen. Tampoco hizo constar en las declaraciones del impuesto de patrimonio su participación en las socieded de Malta y otra domiciliada en Chile, también vinculada a la explotacion de sus derechos de imagen hasta el 2011..

La denuncia fiscalía destaca la “irracionalidad” de las contraprestaciones pactadas por la cesión de estos derechos. La cantidades, a su entender, son “ridículas” a tenor de los que cobraba el jugador y su progresión mundial, "siendo el jugador más emblemático de Chile". Ninguna de sus dos sociedades tienen infraestructura empresarial. La acusación pública considera que los hechos podrían constituir dos delitos contra la Hacienda Pública, una por cada año..