01 abr 2020

Ir a contenido

Lío lingüístico entre un hospital de Girona y el jugador del Tenerife Vitolo

El centro hospitalario Josep Trueta desmiente que una enfermera no quisiera atender al futbolista en castellano

EL PERIÓDICO / BARCELONA

El jugador del Tenerife, Vitolo.

El jugador del Tenerife, Vitolo.

La dirección del Hospital Universitario de Girona Dr.Josep Trueta desmintió anoche que una de sus enfermeras no quisiese atender en castellano al jugador del CD Tenerife Vitolo Añino, cuando acudió allí tras sufrir un cabezazo en la nariz que le provocó una hemorragia durante el encuentro contra el Girona,  de Segunda A.

En un comunicado enviado a Efe, el centro sanitario, ante las informaciones aparecidas esta tarde en varios medios de comunicación, indica que el paciente llegó acompañado por varios miembros de su equipo, quienes se dirigieron directamente a una enfermera y esta, "como es habitual, les preguntó en qué podía ayudar en catalán".

El paciente y sus acompañantes se presentaron como integrantes del CD Tenerife "explicaron la situación y pidieron si podían hablar en castellano". "Inmediatamente, la enfermera cambió de idioma y les habló en castellano", aseveran en el comunicado.

Posteriormente, el grupo informó a la celadora del hospital que cambiarían de centro "porque tenían una mutua".

El hospital gerundense destaca que "es un centro sanitario de la red pública que atiende siempre a todos los pacientes que lo necesitan, independientemente del idioma que hablen" y agrega que cada año acuden "miles de pacientes tanto de Girona como de todos los puntos de España y del mundo debido a su situación geográfica en una zona muy turística".

La prioridad del hospital -remarcan- es "ofrecer siempre una atención eficiente y de calidad a todos los usuarios y, en ningún caso, el idioma es un impedimento a la hora de prestar asistencia sanitaria". 

TERCIA MARC CROSAS

El comunicado vino a cuento porque varios medios, empezando por 'La Opinión de Tenerife' y siguiendo con 'La Razón', publicaron que fueron recibidos por dos enfermeras que se negaron a atenderles en castellano, por lo que decidieron trasladarse a otro centro sanitario, la Clínica Girona. Según estos diarios, el club chicharrero, molesto por lo sucedido, estudia poner una queja formal ante el Institut Català de la Salut.

El compañero de Vitolo en el Tenerife, Marc Crosas, independentista declarado, puso un nuevo argumento sobre la mesa en un tuit. "Cambiaron de hospital por la ineptitud y las pocas ganas de trabajar de las enfermeras de guardia, no por atenderles en catalán. Tontos hay en todos lados".

Comunicado oficial del Tenerife

En relación a las informaciones publicadas en diferentes medios de comunicación, referidas a la atención sanitaria recibida por el futbolista del CD Tenerife Víctor Javier Añino Bermúdez, Vitolo, en el Hospital Universitario de Girona, tras la lesión sufrida al final del encuentro que disputó el equipo tinerfeño en Montilivi el pasado 05 de noviembre, consideramos oportuno expresar las siguientes matizaciones:

Primero
Desde el momento que se produjo la lesión en el terreno de juego, para el servicio médico del Club Deportivo Tenerife, lo prioritario e importante, en todo momento, fue una atención hospitalaria inmediata que valorase el alcance de la fractura nasal, ofreciendo un diagnóstico específico, y en consecuencia proceder a su tratamiento.

Segundo
En aras de esa rápida atención, el jugador, acompañado en todo momento por el médico del Club Deportivo Tenerife, fue desplazado con diligencia por el servicio de ambulancia gestionado por el club gerundense hasta el servicio de urgencias del referido hospital público.

Tercero
En la realización de los trámites previos en la sección de triaje (protocolo de valoración inicial de los pacientes), a juicio del doctor del Club Deportivo Tenerife, dos empleadas del servicio de urgencias no actuaron conforme a la inmediatez, actitud y predisposición que requería la importancia de la lesión sufrida por el jugador, hecho que motiva la decisión inmediata de trasladarse, a la mayor brevedad posible, en la misma ambulancia, a la clínica Girona, donde el trato fue diligente y correcto, en todo momento. 

Durante el tiempo en que tiene lugar la conversación entre el doctor y las referidas empleadas, el jugador se mantiene, como cualquier paciente, al margen, en los espacios habilitados para los usuarios, a la espera de ser atendido.   

Cuarto
Con motivo de los hechos relatados, el Club Deportivo Tenerife ha mantenido diversos contactos con el Girona FC y con el Hospital Universitario gerundense. Y en base a los mismos agradece la colaboración y buena disposición mostrada, en todo momento, por los dirigentes del club, así como la cordialidad y receptividad de la gerencia del centro hospitalario.

Quinto
El Club Deportivo Tenerife ha transmitido de forma verbal y escrita a la dirección del Hospital Universitario su malestar y queja por la atención recibida por el jugador en el servicio de urgencias, al entender como usuarios del servicio público sanitario, que la misma se podía haber producido con mejor atención, diligencia y predisposición, dado el estado de salud del jugador, en ese momento.

Este es el único pronunciamiento oficial y público que realizará el Club Deportivo Tenerife al respecto de lo ocurrido y relatado.