Ir a contenido

Ramos estropea una buena faena de 'La Roja'

Un penalti del central del Madrid impide que la selección española sume un brillante triunfo ante Italia en Turín

CARLOS F. MARCOTE

Iniesta se va de Florenzi durante el Italia-España jugado en el Juventus Stadium de Turín. 

Iniesta se va de Florenzi durante el Italia-España jugado en el Juventus Stadium de Turín.  / EFE / JUANJO MARTÍN

Sergio Ramos estropeó una buena faena de la selección española en Turín. El cuarto penalti en la temporada del central del Madrid dejó a ‘La Roja’ sin el triunfo que había merecido de lejos después de una hora de acoquinar e intimidar a Italia, reducida a casi nada en el segundo partido de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018. Solo casi, porque De Rossi transformó la pena máxima para neutralizar la ventaja en que Vitolo había colocado al equipo español tras un gravísimo error de Buffon.


Así se cerró el reencuentro con la selección italiana poco más de tres meses después de que la 'azzurra' decolorase a España en Saint Denis. Un partido que durante su mayor parte remitió mucho más atrás que al triste episodio que echó a España de la Eurocopa de Francia y acabó de precipitar la marcha de Del Bosque. La puesta en escena en el Juventus Stadium por parte de ambos equipos recordó más bien a lo que ocurrió cuatro años antes en otra Eurocopa, la que los españoles levantaron en Kiev para cerrar su ciclo más glorioso precisamente frente al rival transalpino.

REGENERACIÓN

Después de alimentar las esperanzas para una pronta regeneración en el primer ensayo ante Bélgica y no ponderar más de lo debido la paliza a Liechtenstein en el estreno de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 tocaba examinarse ante Italia. Una prueba exigente de verdad, que debía llevar incluso al conjunto español a rozar sus límites, si no a intentar superarlos, como se encargó de recordar el nuevo seleccionador, Julen Lopetegui.


Tomaron buena nota los jugadores españoles, que además contaban de nuevo con la presencia de Iniesta, que no tardó en mostrarse como el líder que ‘La Roja’ necesita para despegar en esta nueva etapa sembrada de trampas para empezar. En su ausencia en los dos últimos encuentros, fue Silva quien tomo el mando sin que le pesara en absoluto la responsabilidad. Con el azulgrana en liza, la sintonía entre ambos no tardó en alumbrar un choque al que Italia se vio obligada a entrar en actitud contemplativa.

NATURALIDAD

España no solo agarró el balón con la misma naturalidad que acostumbraba en sus mejores días sino que también presionó con la intensidad debida y llevó a Italia a regalar la pelota una y otra vez, claramente intimidada por la pujanza quizás inesperada de un rival concentrado y sobre todo convencido de que el camino vuelve a abrírsele hacia otras metas muy importantes.

Solo le faltó el gol a la selección española en un primer tiempo, en el que ejerció un dominio abrumador sobre un contrario que apenas tuvo la posibilidad de salir al contraataque un par de veces antes del descanso, con nueves saques de esquina sobre Buffon y un ánimo cada vez más socavado por las evoluciones del grupo liderado por Iniesta y Silva, casi siempre presentes en las acciones más brillantes y peligrosas. Estuvieron  muy bien arropados por Busquets y Koke, aunque hubo poca profundidad por las bandas a cargo de Vitolo y Alba (hasta que tuvo retirarse lesionado), y escasas posibilidades para encontrar posiciones de remate para Diego Costa, que volvió a sacar a relucir su vena más macarra con el riesgo de acabar pasando factura al cuadro hispano. De hecho, la ocasión más clara en el primer tiempo fue para Piqué, que cabeceó centrado el balón dejado por Ramos también de cabeza después de un gran pase cruzado por Carvajal desde la derecha.

FALLO DE BUFFON

Volvió a la carga España en la segunda parte sin que Italia diera muestras de buscar darle la vuelta al guión del partido y sucedió lo más inesperado, que Buffon abriera de par en par las puertas. Busquets metió para el desmarque por el centro de Vitolo, a quien De Sciglio no llegó a parar y ante el que el gran portero del Juventus no encontró balón en su despeje dejándolo para el canario marcara a puerta vacía (m. 55). Diez minutos después tuvo el doblete en sus botas el jugador del Sevilla a pase de Koke, pero cruzó demasiado acosado por tres defensas.


Perdonó ‘La Roja' e Italia, a quien nunca conviene dar por vencida, acabó encontrándose un penalti innecesario de Ramos sobre Eder, el cuarto en lo que va de temporada del central madridista, que pudo seguir en el campo porque el árbitro le perdonó la segunda amarilla. Rectificó a instancias de un asistente Brych, que no lo había señalado, lo transformó en el empate De Rossi (m. 82) y resultó ser el único remate entre los tres palos en todo el partido de Italia, que encontró en Immobile el revulsivo que pudo dar la vuelta al marcador porque el atacante del Lazio buscó en última instancia la asistencia en el segundo palo hacia Florenzi, que no llegó por centímetros.

Italia, 1 - España, 1

Italia: Buffon (4), Barzagli (6), Bonucci (7), Romagnoli (7), Florenzi (6), Parolo (4) (Belotti (5), m. 76), De Rossi (6), Montolivo (5) (Bonaventura (5), m. 29), De Sciglio (4), Eder (5), Pellé (4) (Immobile (7), m. 59). Entrenador: Giampiero Ventura ( ).

España: De Gea (6), Carvajal (6), Piqué (7), Ramos (4), Jordi Alba (5) (Nacho (6), m. 22), Busquets (8), Koke (7), Iniesta (9), Vitolo (7) (Thiago (s.c.), m. 84), Diego Costa (5) (Morata (6), m. 66), Silva (8). Entrenador: Julen Lopetegui (7).

Goles: 0-1 (m. 55), Vitolo, a puerta vacía. 1-1 (m. 82), De Rossi, de penalti).

Árbitro: F. Brych (4), alemán. Mostró amarilla a Busquets (m. 26), Vitolo (m. 44), Costa (m. 45), Parolo (m. 49), Bonaventura (m. 62), Ramos (m. 75), Piqué (m. 85) y Bonucci (m. 87).

Campo: Juventus Stadium de Turín (40.000 espectadores).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.