Ir a contenido

Didac Costa desafía la tormenta

El navegante barcelonés participará en la Vendée Globe pese a que un rayo ha dañado parte de la electrónica de su velero

EL PERIÓDICO / BARCELONA

El navegante barcelonés Dídac Costa está absolutamente decidido a superar un último obstáculo en su camino hacia la línea de salida de la Vendée Globe, la vuelta al mundo en solitario, sin escalas ni asistencia que empezará el próximo 6 de noviembre en el puerto francés de Les Sables d’Olonne. Costa será el cuarto español que intente completar esta durísima competición, que en sus siete ediciones anteriores solo han completado 71 navegantes, entre ellos el vasco José Luis de Ugarte en 1992.

El pasado jueves un rayo cayó sobre el mástil del One Planet One Ocean causando importantes daños en la electrónica, según ha explicado Jordi Griso, el jefe del equipo. “Ahora nos hace falta una pequeño empujón” para completar el presupuesto necesario, ha añadido, antes de concretar que en total se necesitan 70.000 euros para sustituir los equipos dañados y completar los de comunicación. “El retorno para los patrocinadores será mucho mayor que la inversión”, ha asegurado Griso.

Su equipo hace un llamamiento a nuevos patrocinadores para lograr los 70.000 euros que necesita ante este contratiempo 

En la presentación del proyecto, realizada en la sede de la FNOB (Fundació Navegació Oceànica Barcelona), se ha puesto de relieve que si bien el proyecto arrancó con los ahorros del propio Costa, se ha convertido en un fenómeno coral, con la participación de amigos, navegantes, empresas y clubs, además del apoyo de la propia FNOB. Costa, convertido en embajador de la Barcelona World Race, dará además continuidad a la colaboración científica con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, iniciada en la pasada vuelta al mundo a dos con salida y llegada en Barcelona. Esta colaboración es la que dará nombre al barco, One Planet One Ocean.

En el acto ha participado Ferran Latorre, alpinista a quien solo le falta subir al Everest para hacer los 14 ochomiles de todo el planeta, algo que espera conseguir la próxima primavera. Preguntado sobre la dificultad de la vela oceánica, no ha dudado ni un momento: “La vela oceánica es más dura que hacer un 8.000.”

El presidente de la FNOB y comisionado de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escuder, ha cerrado el acto deseando suerte Costa. “Estamos orgullosos de que lleves el nombre de Barcelona a la Vendée Globe”.

Un total de 29 navegantes solitarios de 10  países participarán en la octava edición de la Vendée Globe, que empezará el próximo 6 de noviembre. Entre ellos, hay equipos muy potentes, con barcos de última generación y grandes presupuestos de varios millones de euros, y otros más modestos, con veleros construidos antes del año 2.000, como el One Planet One Ocean. Probablemente el proyecto de Costa es el que cuenta con menor presupuesto, estimado en poco más de 300.000 euros.

0 Comentarios
cargando