Ir a contenido

JUEGOS PARALÍMPICOS

La muerte del ciclista iraní tiñe de luto el final de los Paralímpicos

España cierra los Juegos con menos medallas que en Londres (31) pero un oro más (9)

La barcelonesa Elena Congost hace historia al ganar el maratón

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

La catalana Elena Congost gana el maratón Paralímpico de Río para deficientes visuales (T12).

La catalana Elena Congost gana el maratón Paralímpico de Río para deficientes visuales (T12). / REUTERS / JASON CAIRNDUFF

El destino tenía preparado un mazazo final para los Juegos Paralímpicos. Cuando todo era alegría en Río por haber logrado que la competición fuera un éxito, tanto en las competiciones como en las gradas, a pocas horas de la clausura, la muerte de un ciclista iraní tiñó de luto unos Juegos que jamás habían vivido una situación así.

Para la delegación española, la última jornada ha brindado el gran éxito de Elena Congost en el maratón. La atleta barcelonesa, que este martes cumplirá 29 años, se ha llevado la medalla de oro en la primera vez que se disputa el maratón en unos Juegos paralímpicos, con un tiempo de 3.01.43, su mejor marca personal. Congost, discapacitada visual, competía en la categoría T12.

DE LA VELOCIDAD AL FONDO

"Me duele todo, pensaba que entraría caminando y una vez que he llegado se me han ido todos los dolores de golpe. Estoy muy feliz por mí, por los que me rodean, por mi entrenador y estoy muy contenta por el trabajo", ha declarado Congost al terminar la carrera.

Con apenas 16 años, Elena Congost debutó en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, donde participó en 100 y 200 metros. En Pekín 2008 fue sexta en 1.500 metros y se quedó en las semifinales de 800 metros, y en Londres 2012 subió por primera vez al podio paralímpico para recibir la plata en 1.500 metros. Su primera gran competición en maratón fue en el Mundial disputado el año pasado en la capital británica, donde recibió la medalla de plata.

Pero la jornada final se ha visto marcada por el drama. Bahman Golbarnezhad, de 48 años, falleció en la madrugada del domingo, durante la penúltima jornada de competición, a causa de un paro cardiaco como consecuencia de la caída que sufrió durante la prueba de ciclismo en carretera de la categoría C4-C5, para atletas con ligeras deficiencias físicas o mentales. «Es nuestra peor pesadilla», dijo  Craig Spence, portavoz del Comité Paralímpico Internacional.

UN RECORRIDO PELIGROSO

La caída tuvo lugar «en un tramo montañoso» de la zona de Grumari, en un circuito que en los Juegos Olímpicos ya se demostró peligroso, con muchas caídas, entre ellas la del italiano Vicenzo Nibali y el colombiano Sergio Henao, que les costó la medalla, y sobre todo la de la holandesa Annemiek van Vleuten, por cuya vida se llegó a temer. Ya se han levantado algunas voces sobre si el circuito era el indicado para determinadas categorías paralímpicas.

Golbarnezhad perdió control de la bicicleta, «chocó con una barreras en una curva y salió despedido a la cuneta», explicó Mario Andrada, portavoz de Río-2016, que confirmó que se trata de la primera muerte en competición en la historia de los Paralímpicos. Estaba previsto que anoche se guardara un minuto de silencio en la ceremonia de clausura.

CHINA DOMINA EL MEDALLERO

Estos Paralímpicos se cierran con un medallero ampliamente dominado por China. Tanto, que ha despertado recelos por un posible dopaje de Estado similar al que supuso el veto a la delegación rusa. España, por su parte, cerró la competición con menos medallas que en Londres (31 ahora, por 42 en el 2012), pero un oro más (9) y un ascenso hasta el 11º puesto en el medallero.

En el 'rush' final español, además del éxito de Elena Congost, destacaron la plata en baloncesto masculino en silla de ruedas, pese a la derrota contra Estados Unidos en la final (52-68). En el maratón masculino, Alberto Suárez ganó la plata, el mismo metal que se colgó Abderrahman Ait, discapacitado físico. 

Teresa Perales, que no pudo sumar las seis medallas con las que habría igualado las 28 de Michael Phelps, se fue con buen sabor de boca al sumar una plata en los 100 metros libre. «Tengo energía para ir a Tokio, me gustaría regalarle más cosas a mi hijo y además me dijo que había Disney Tokio», avanzó.

0 Comentarios
cargando