Ir a contenido

El Manchester United de Mourinho sufre la tercera derrota consecutiva ante el Watford

Los 'diablos rojos' se encuentran a seis puntos ya del Manchester City

POL GUSTEMS / MANCHESTER

Mourinho, encajando la derrota ante el Watford.

Mourinho, encajando la derrota ante el Watford. / Andrew Couldridge

Perder desencaja a José Mourinho. Le saca de esa postura desenfadada, entre calmado e irónico, invencible, de la que presume el máximo de minutos posible. En Vicarage Road, dónde el Manchester United sucumbió ante el Watford (3-1) por primera vez en tres décadas, el técnico portugués dio las mismas explicaciones de siempre.

Un argumentario repetido hasta la extenuación en el Chelsea que ahora se pregona a doscientas millas de Stamford Bridge. Quien alardea de un control total sobre cualquier circunstancia quedó desnudo ante la tercera derrota en ocho días. Con solamente su habitual silbato negro para cubrirse. 

“Podemos trabajar y mejorar. Pero el error del árbitro y del asistente no puedo controlarlo”, atisbó el luso. En anteriores ocasiones Mourinho consiguió que no se mirara en exceso al terreno de juego. Esta vez le resultará complicado, porque futbolistas como Fellaini Rooney llevan en el foco demasiado tiempo. 

"Podemos trabajar y mejorar, pero el error del árbitro y del asistente no puedo contralarlo" (José Mourinho)

Paul Pogba se perdió de nuevo en filigranas y ofreció una pobre contribución en un encuentro dónde la única esperanza volvió a ser el joven Marcus Rashford. El pupilo de Van Gaal anotó el gol del empate tras un servicio de Ibrahimovic. Ettiene Capoue, Camilo Zuñiga -conocido de Neymar- y Troy Deeney fueron los goleadores de los avispones, que han protagonizado un notable inicio a las órdenes del italiano Walter Mazzarri.

“Hay tres factores para explicar la derrota. Y sólo podemos mejorar uno de ellos”, señala Mourinho. “Nuestra actuación. El segundo factor fue el árbitro. El tercero fue que no tuvimos suerte, porque éramos el mejor equipo sobre el césped”, concluyó. El United empezó la temporada recuperando el factor miedo tan arraigado a Old Trafford. Desprendía sensación de grandeza. Hasta que llegó el City.

LA PEOR CALIDAD

Es una máxima en el primer mes de competición en Inglaterra. Cuando Pep Guardiola y su renovado Manchester City se presenta ante ti, no solamente te ganan, también quedas tocado anímicamente y vuelves a perder en la siguiente jornada. El United de Mourinho ha seguido el protocolo que inició el Sunderland y que continuaron Stoke City y West Ham. Se sitúan a seis puntos del líder Guardiola.

Mourinho no perdía tres partidos seguidos en una temporada desde el 2002, cuando entrenaba al Oporto

Paul Scholes, leyenda del United y ahora comentarista televisivo, lleva tres años enfadado. “La calidad con el balón ahora es la peor que se ha visto jamás en el Manchester United”. Louis Van Gaal llegó a cuatro derrotas consecutivas, David Moyes solo tres. El United de Mourinho necesita frenar una caída cuyo tobogán está preparado y resulta familiar. Un record negativo fue la primera pista del fracaso de los proyectos anteriores. Esta vez, un dato personal. José Mourinho no perdía tres partidos seguidos en una temporada desde 2002, cuando entrenaba al Oporto.

Una mirada más profunda sugiere un descenso de competitividad de los equipos entrenados por 'Mou'. Ha perdido 16 de sus últimos 34 partidos. La misma cifra de derrotas que en los 111 anteriores. En Old Trafford se preguntan de nuevo por su destino. Ellos daban por sentado que volverían a ser especiales. 

0 Comentarios
cargando