Ir a contenido

FÚTBOL

La 4ª jornada de Liga, en cinco claves

El técnico del Valencia, Pako Ayestaran, se la juega en la difícil visita a San Mamés

JULIÁN GÓMEZ / BARCELONA

El técnico del Valencia, Pako Ayestarán, durante el partido ante el Sevilla de la pasada temporada.

El técnico del Valencia, Pako Ayestarán, durante el partido ante el Sevilla de la pasada temporada. / MIGUEL LORENZO

RICO CONVENCE A SAMPAOLI

La soberbia actuación de Sergio Rico en el reciente Juventus-Sevilla de la Champions ha acabado con las reticencias de Jorge Sampaoli sobre el portero hispalense, que este sábado volverá a defender el marco sevillista en Ipurua. La contratación de un nuevo guardameta fue la primera exigencia de Sampaoli en cuanto la plantilla del conjunto andaluz comenzó la pretemporada. Rico no le convencía por su poca pericia a la hora de jugar el balón con los pies.

El club (es decir, Monchi), se movió con rapidez y consiguió llegar a un acuerdo con el Paris Saint-Germain para la cesión de Salvatore Sirigu. Este sí era del agrado del técnico argentino. Pero la tardía incorporación del italiano y la grave lesión del canterano David Soria hicieron que Rico empezara la Liga y la Champions como titular. Y como tal sigue. Ya sin dudas de Sampaoli.

PRIMERA FINAL PARA AYESTARAN

Oficialmente no hay ultimátum, pero todo indica que Pako Ayestaran se juega su futuro como entrenador del Valencia en San Mamés ante el Athletic, y el jueves próximo en Mestalla frente al sorprendente Alavés. Si en esos encuentros el equipo che no estrena su casillero de victorias, el guipuzcoano dejaría de ser el técnico del Valencia, pese a tener contrato hasta junio de 2018. 

Por la ciudad del Turia han empezado a sonar esta semana nombres de posibles sustitutos. Los mejor colocados son Rubén Baraja y Marcelino García Toral. Pipo Baraja fue jugador del Valencia durante 10 años (2000-2010) y goza del favor de la exigente afición valencianista. La pasada temporada entrenó al Elche en Segunda División y antes dirigió al Valencia juvenil. Marcelino está en el paro desde que fuera inesperadamente destituido por el Villarreal unos días antes del inicio de la Liga.

EL SPORTING LLEGA CRECIDO

El Sporting llega al Calderón (donde no puntúa desde 1992) invicto y como tercero en la clasificación. Los siete puntos que figuran en su cuenta (dos victorias y un empate) hacen que este sea su mejor arranque en Primera División en 36 años. El equipo gijonés no tenía un balance similar desde la temporada 1980-81, cuando en su banquillo se sentaba Vicente Miera y a sus órdenes tenía a jugadores como Castro, Redondo, Maceda, Jiménez, Cundi, Joaquín, Mesa, Ciriaco, Uría, Abel y Ferrero, que integraban el once habitual. 

Aquel legendario cuadro era segundo en la tabla tras la tercera jornada, después de vencer al Betis y al Barça en casa y empatar en Alicante con el Hércules. Alargó la imbatibilidad dos jornada más. Igualar aquella etapa es el deseo de Abelardo y sus pupilos. Para ello necesitan plantar al Atlético, al que estuvieron a punto de sorprender la pasada campaña. 

BRUNO, MÁS CERCA DE SENNA

Bruno Soriano disputará en El Madrigal, con ocasión de la visita de la Real Sociedad, su partido número 250 con el Villarreal en Primera División. Con ello se colocará a solo nueve encuentros del hispanobrasileño Marcos Senna como futbolista que más veces ha vestido la camiseta amarilla en la máxima categoría del fútbol español. Senna lo hizo en 259 ocasiones.

El zurdo mediocentro de Artana (Castellón) es el máximo exponente de la cantera del Villarreal, el único club en el que ha militado. Debutó en el 'Submarino amarillo' el 1 de octubre de 2006. Aunque era jugador del Villarreal B (entonces en Segunda), Manuel Pellegrini convocó a Bruno para el desplazamiento a Mallorca. En el minuto 64 decidió sustituir al italiano Tacchinardi y dar entrada al canterano.  El choque acabó 1-2 para el Villarreal. Aquel curso jugó dos partidos más y en el siguiente ya pasó a formar parte de  la primera plantilla.

URGENCIAS EN EL SADAR

Osasuna y Celta, que se miden en El Sadar, son dos de los equipos que todavía no conocen la victoria esta temporada. A ambos, por tanto, les urge ganar para no empeorar su situación y que el nerviosismo y las quejas cundan entre sus aficionados. Cierto que el conjunto pamplonés tiene un punto y que el vigués todavía no ha sumado, pero la necesidad es similar.

Quizás sea un poco mayor en el Celta, que tan buena campaña hizo el curso anterior, ya que se presenta en Pamplona como colista y después de ser vapuleado en Balaídos por el Atlético (0-4). El empate del jueves en Lieja (1-1), ante el Standard, en la Liga Europa, no le sirve de mucho. Osasuna, por su parte, afronta el duelo tras ofrecer una aceptable imagen en el Bernabéu pese a salir goleado. Pero no puede permitirse otro tropiezo en su casa, donde ya perdió con la Real Sociedad (0-2) en la segunda jornada.

0 Comentarios
cargando