LA ACTUALIDAD BLANCA

Raúl indigna al madridismo

No le perdonan la asistencia a los actos del Barcelona en Nueva York y el abrazo con Stoichkov

Raúl, en el acto con Ronaldinho, Bartomeu y Stoichkov, en Nueva York.

Raúl, en el acto con Ronaldinho, Bartomeu y Stoichkov, en Nueva York.

2
Se lee en minutos
ANTONIO MERINO / MADRID

Raúl, el mito blanco, ha puesto patas arriba a buena parte del madridismo, que no le perdona haber acudido a la fiesta del Barcelona en Nueva York y menos aún abrazarse a Stoichkov, el exjugador búlgaro que militó en el club azulgrana y que se ha caracterizado por su agresividad hacia todo lo que rodea al club blanco, cuya camiseta llegó a pisar en la víspera de la final de Champions entre Madrid y Atlético.

Ni la diplomacia por la condición de embajador  de Raúl ha frenado el profundo malestar de los seguidores blancos

MÁS ALLÁ DE LA DIPLOMACIA

Ni la diplomacia debida a su condición de embajador de la Liga española, cargo que estrenó en diciembre del 2015 después de retirarse del fútbol en el New York Cosmos, equipo con el que se proclamó campeón de la NASL, ha sido motivo suficiente para frenar el profundo malestar que ha generado en buena parte del madridismo ver al exjugador blanco rodeado de exfutbolistas y dirigentes azulgranas.

La presencia de Raúl en la fiesta del Barcelona con motivo del estreno de la nueva sede comercial que ha puesto en funcionamiento el club azulgrana ha sorprendido incluso a algunos exjugadores blancos. "No entiendo cómo se puede prestar a eso", ha afirmado Paco Buyo en el 'Chiringuito de Jugones'. El Barcelona invitó a Raúl en su calidad de embajador de la Liga española en Estados Unidos. Previamente, el club catalán no consideró oportuno la presencia del exjugador madridista en otro acto en el Bronx junto a Ronaldinho Stoichkov.

ABRAZO CON STOICHKOV

Sí coincidió con ambos en la fiesta del club, donde apareció rodeado de exjugadores y miembros de la directiva azulgrana. Lo peor que han llevado los seguidores es el largo abrazo con el exjugador búlgaro, con quien Raúl conversó durante varios minutos.

SILENCIAR EL CAMP NOU

Con una amplia sonrisa, Raúl se fotografió con RonaldinhoLine Hansen, jugadora de la Liga femenina del club azulgrana, Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona, el vicepresidente Jordi Cardone, y el embajador de Estados Unidos en España, James Costos.

El tuit de Raúl deseando suerte a los representantes del club azulgrana en su nueva etapa ha desatado la ira en los sectores más radicales del madridismo. Han llegado a recordar aquella vez en la que el "siete" blanco mandó callar al Camp Nou después de marcar un gol. También se han visto ahora imágenes en las que el exjugador del Madrid gritaba "Barça. Barça. mierda".

Noticias relacionadas

Raúl ha mostrado su deseo de volver al Madrid dentro de unos años. "Lo haré cuando quiera, esté o no Florentino Pérez", afirmó el siete blanco, ahora más discutido que nunca. 

    

Temas

Real Madrid