Ir a contenido

Kaepernick, el rebelde del himno

El 'quarterback' de los 49rs reaviva en EEUU el debate sobre raza, patriotismo y deporte con su negativa de ponerse en pie cuando suena el himno nacional

Idoya Noain

Colin Kaepernick se niega a levantarse y pone la rodilla en tierra durante el himno de EEUU, este viernes en un partido de pretemporada.

Colin Kaepernick se niega a levantarse y pone la rodilla en tierra durante el himno de EEUU, este viernes en un partido de pretemporada. / AP / CHRIS CARLSON

En octubre de 1968, unos meses después del asesinato de Martin Luther King, cuando en Estados Unidos vivían su momento álgido la lucha por los derechos civiles y movimientos como los Black Panthers, los atletas Tommie Smith y John Carlos se subieron al podio de los Juegos Olímpicos de México para recoger sus medallas de oro y bronce en 200 metros con calcetines negros y sin zapatillas para simbolizar la pobreza de los negros en su país y alzaron sus puños con guantes negros en un gesto destinado a representar la fuerza y la unidad de su raza. Hoy, muchas cosas han cambiado, pero muchas siguen igual.

DISCRIMINACIÓN Y MARGINACIÓN

Hay un presidente negro en la Casa Blanca pero persisten problemas de discriminación y marginación y numerosos casos de violencia y brutalidad policial de claros tintes racistas han dado aire en los últimos dos años al movimiento Black Lives Matter. Y Colin Kaepernick, el 'quarterback' de los San Francisco 49rs de fútbol americano, ha conseguido con su decisión de no ponerse en pie mientras se interpreta el himno nacional de las barras y estrellas que el debate sobre patriotismo y deporte, sobre raza y privilegio, vuelva al centro de la atención, tan encendido como hace casi medio siglo.

Kaepernick es hijo de madre blanca y padre negro, y fue criado por padres adoptivos blancos

Kaepernick, que tiene 28 años, es hijo de madre blanca y padre negro, y fue criado por padres adoptivos blancos, se ha quedado sentado mientras suena el 'Star Spangled Banner' durante la pretemporada. El viernes pasado fue el primer día que lo hizo visitiendo el uniforme. Y en una entrevista tras aquel partido amistoso explicó sus razones. “No voy a levantarme y mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y a la gente de color”, dijo en una entrevista con NFL Media.

“Para mí esto es algo más que fútbol y sería egoísta por mi parte mirar hacia otro lado. Hay cadáveres en las calles. Gente asesinada injustamente y no se hace a nadie responsable. Se dan bajas pagadas por matar a gente y esquivan el castigo”, dijo en clara referencia a policías exonerados tras matar a negros.

Tanto el gesto como las palabras convirtieron a Kaepernick inmediatamente en diana de numerosas críticas, incluyendo la de que que insulta al país y a las fuerzas armadas o las que cuestionan la autenticidad de las demandas de justicia social de alguien que cobra casi 12 millones de dólares al año. Él se ha defendido recordando que tiene parientes militares y que su protesta nada tiene que ver con el antiamericanismo. “Amo América”, ha dicho, “por eso lo hago, porque quiero contribuir a hacerla mejor”.

Colin Kaepernick

'QUARTERBACK' de los 49ers'

"Para mí esto es algo más que fútbol y sería egoísta por mi parte mirar hacia otro lado. Hay cadáveres en las calles. Gente asesinada injustamente"

UN VERSO RACISTA

En un debate en el que se han metido desde la Casa Blanca a Donald Trump, no falta quien le aplaude y quien usa el contexto histórico para restar drama a su gesto, que el jueves cambió, clavando una rodilla en el suelo en vez de quedarse sentado.

El 'Star Spangled Banner' fue compuesto en 1814 por Francis Scott Key, que defendía la esclavitud, y originalmente incluía un verso racista. Durante la primera guerra mundial empezó a usarse en partidos de béisbol como emblema patriótico y no fue declarado himno nacional hasta 1916, con una orden ejecutiva que el Congreso no hizo ley hasta 1931.

0 Comentarios
cargando