29 may 2020

Ir a contenido

LUCHA

Dos entrenadores de Mongolia se desnudan en protesta por una decisión de los jueces en los Juegos de Río

Los jueces habían descalificado a su pupilo, que luchaba por el bronce, por burlarse de su rival mientras le ganaba

El entrenador del luchador Mandakhnaran Ganzorig se desnuda en protesta por la descalificación de su pupilo.

El entrenador del luchador Mandakhnaran Ganzorig se desnuda en protesta por la descalificación de su pupilo. / REUTERS / TORU HANAI

Hasta el último día puede haber sorpresas en los Juegos Olímpicos, y no siempre de carácter estrictamente deportivo. Este domingo, durante el combate por el bronce de la categoría de menos de 65 kilos de lucha, la pelea entre un mongol y un uzbeco acabó con dos personas desnudas sobre el tapiz.

El luchador mongol, Ganzorigiin Mandakhnaran, iba por delante en el marcador, por lo que optó, lógicamente, por evitar la refriega y esquivar a su adversario a la espera del final del combate. Pero además lo acompañó con algún gesto de burla, hecho que los árbitros consideraron antideportivo, le sancionaron, le dieron por perdido el combate y por tanto pusieron la medalla de bronce en manos del uzbeko Ikhtiyor Navruzov.

Los dos entrenadores del luchador sancionado, enfurecidos, salieron al tapiz y empezaron a protestar quitándose el calzado y la ropa, lanzándola furiosamente contra el suelo y quedándose en calzoncillos ante unos sorprendidos jueces, que acabaron llamando a los miembros de seguridad. Mientras, su pupilo felicitaba al medallista deportivamente.