Ir a contenido

Hortelano impresiona y Bolt se pasea

El atleta español bate en su serie el récord de España con una nueva marca de 20.12 y estará el miercoles en semifinales

Gerardo Prieto

Bruno Hortelano bate en la primera serie de los JJOO de Río el récord de España de 200 metros.

Bruno Hortelano bate en la primera serie de los JJOO de Río el récord de España de 200 metros. / EFE / SRDJAN SUKI

Bruno Hortelano ofreció este martes una inmejorable impresión en la calificación de los 200 metros, que superó con un nuevo récord de España (20.12 segundos) al ganar su serie casi con la misma facilidad que apenas 20 minutos más tarde, lo haría Usain Bolt en la suya, tramitando su pase a la semifinal sin problemas.

El español renunció a participar en los 100 metros antes de llegar a Río, para concentrar todas sus energías en el 200. Una decisión que sorprendió, pero que ahora se revela como acertada. “El récord salió solo ya que lo único en que pensaba era en pasar la eliminatoria”, aseguró antes de volver a la Villa Olímpica para recuperarse cuanto antes.

Aunque se trataba de la primera ronda en los 200 metros, en una jornada matinal y laborable para los brasileños y con el termómetro superando los 30 grados a las 11 de la mañana, el estadio olímpico se llenó en las gradas a la sombra para corear a “Yusain” Bolt, como aquí lo llaman.

Ni siquiera el duelo en el salto con pértiga disputado en la noche del lunes entre el brasileño Thiago Braz Da Silva y el desquiciado Renaud Lavillenie provocó tanto fervor local como la cuarta comparecencia del jamaicano en el Engenhao.

UN TRÁMITE PARA BOLT

La eliminatoria de 200 se presentaba para Bolt como un mero trámite para acceder a la semifinal que se disputa esta miércoles. El jamaicano, en la séptima serie, gestionó su pase con la facilidad que le caracteriza, ganando con 20.28 segundos. Casi un paseo, porque en la recta se entretuvo más en mirar a izquierda y derecha que en correr.

Para variar, el día no había empezado muy bien para los atletas españoles. David Bustos acabó fuera de los puestos que dan acceso directo a las semifinales de 1.500, aunque logró el pase por tiempos gracias a su registro, 3.39.73. Peor le fue a Adel Meechal en la segunda serie, noveno y sin posibilidad de calificarse por tiempos al tocarle una carrera demasiado táctica y lenta. El atleta residente en Catalunya sufrió un auténtico calvario para poder ser acreditado y llegar a Río tras haberse saltado tres controles antidopaje por sorpresa.

Cuarenta minutos después, Caridad Jerez tampoco lograba el pase en su serie de 100 vallas, sexta con 13.26.

Quedaba la actuación de Bruno Hortelano, afortunadamente, quien por el contrario, ofreció toda una lección de cómo se debe afrontar una competición en unos Juegos Olímpicos. “He venido  a disfrutar, no a ponerme nervioso”, aseguró tras la prueba.

Bruno Hortelano

atleta español

He venido a disfrutar, no a ponerme nervioso. Estoy para bajar de 20 segundos, la única manera de poder aspirar a la final"

Hortelano, la revelación de la velocidad española tras su oro europeo en Amsterdam y su récord español (20.18 segundos) logrado esta temporada,  partió en la segunda serie eliminatoria por la calle exterior, sin referencias, aunque con la segunda mejor marca de los ocho participantes. Salió de la curva prácticamente igualado con el jamaicano Yohan Blake, el único atleta que ha ganado a Bolt (en el 2008), para gestionar luego la recta de llegada en 'modo eco', con el menor gasto posible pero controlando perfectamente a sus rivales con el rabillo del ojo, como haría más tarde y más descaradamente Bolt en su floja serie calificatoria.

Blake, en la calle cuatro, repetió el mismo gesto que Hortelano, aunque con algo más de vehemencia. El español cruzó la meta en primera posición, escoltado por el jamaicano y limando seis centésimas a su récord de España, que de momento se queda en 20.12.

UN ATLETA NACIDO EN AUSTRALIA

“Me he dado el gustazo de ganar a Blake haciendo la carrera que quería. Estoy para bajar de 20 segundos, la única manera de poder aspirar a disputar la final, pero el tiempo que haga me da igual, he venido solo a competir”, aseguró el atleta nacido en Australia de padres españoles y residente gran parte del año en los Estados Unidos.

Hortelano lleva visualizando esta carrera durante semanas. Obviamente, no sabía quienes iban a ser su rivales ni la calle que le iba a tocar, pero sí como debía gestionarla en cualquier caso, incluso si debía correr por la calle ciega, como así sucedió.

La nueva plusmarca española es solo un afortunado accidente, matizó. “He venido a competir – repitió-  el record es lo de menos. Ahora solo espero que me toque una buena calle”.

Luego comentó que sus siguientes pasos se iban a dirigir hacia una bañera de agua helada, para recuperarse muscularmente. Más tarde vendría la comida y una buena siesta, con los deberes hechos y sin duda, merecida.

Hortelano es el primer semifinalista en ésta distancia y en una gran competición en toda la historia del atletismo español. Las tres semifinales de 200 se disputan el miércoles a las 22 horas (3 horas de la madrugada del jueves en España).