08 ago 2020

Ir a contenido

El hombre que batió a Phelps

Schooling, nadador de Singapur, idolatró de niño al campeón estadounidense y corre una foto con él de hace años

LUIS MENDIOLA / RÍO DE JANEIRO

Schooling y Phelps, sonrientes en la piscina, tras la final del 100 mariposa

Schooling y Phelps, sonrientes en la piscina, tras la final del 100 mariposa / CHRISTOPHE SIMON

No era un total desconocido, pero Joseph Schooling destacará entre la multitud de deportistas que atraen los focos en los Juegos Olímpicos por ser el nadador que venció a Michael Phelps y cortó su racha de victorias en Río. Fue en la final del 100 mariposa, la última prueba individual del campeón estadounidense, de 31 años. Phelps se tuvo que conformar con una medalla de plata (y compartida), que suma a los cuatro oros que ya tenía.

Apenas se podía creer Schooling el triunfo en una final que contó con un dato único también; el triple empate por la segunda plata del propio Phelps, el surafricano Chad le Clos y el húngaro Laszlo Cseh, algo nunca visto. Su registro (50.39 segundos) superó la mejor marca mundial con bañador textil que estaba en poder del estadounidense Ian Crocke, desde el año 2005

En cuanto asumió que era campeón, al ver los tiempos en el marcador, empezó a dar golpes al agua de alegría. Phelps nadó rápidamente hasta su calle para felicitarlo. “¿Cuatro años más?”, lo retó Schooling. “De ninguna manera”, le respondió Phelps, decidido como está a que estos quintos Juegos sean los de su adiós.

En las redes se ha hecho viral una imagen de Schooling, de 21 años, al lado del campeón estadounidense, cuando era un niño, ytenía ocho años. Phelps era el ídolo de su infancia. Y aunque el nadador de Singapur no es un desconocido en el planeta de la natación (fue bronce en los Mundiales del pasado año, en Kazán), dejó en estado de shock a todos los aficionados del Estadio Acuático de Río, que esperaban el 23º oro olímpico del nadador de Baltimore, vencedor de los 200 mariposa, 200 estilos, y de los relevos 4x100 y 4x200 libre.

Schooling compite por Singapur, cuyo equipo de natación está entrenado por el catalán Sergi López, bronce en Seúl 88, aunque está afincado en Estados Unidos, a donde se trasladó con 14 años, en Austin (Texas), y por cuya universidad compite. Su entrenador habitual, Eddie Reese, se ha integrado en el cuerpo técnico del equipo asiático en Río para seguirle de cerca, con el beneplácito de Sergi López, que dejará a la selección de Singapur cuando concluyan los Juegos para integrarse como técnico asistente en la Universidad estadounidense de Auburn.

“Obviamente Schooling ha tenido un gran año, tanto éste como el pasado, asi que chapeau para él”, admitió Phelps con deportividad.