03 jul 2020

Ir a contenido

OLIMPISMO

La atleta paralímpica Marieke Vervoort piensa en someterse a la eutanasia después de Río

La belga, que logró tres medallas en Londres 2012 en carreras en silla de ruedas, sufre una enfermedad degenerativa incurable

La atleta belga Marieke Vervoort competirá en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La atleta belga Marieke Vervoort competirá en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. / EL PERIÓDICO

Unos 10.500 atletas olímpicos se darán cita en los Juegos de Río 2016 que están a punto de arrancar, 10.500 historias de sacrificio y superación de unos deportistas que batallan durante cuatro años por participar en la cita olímpica, el reto más grande de sus carreras. Más de una daría para escribir una novela, pero seguramente pocos de sus relatos impactarán tanto como el de la mayoría de los casi 4.500 atletas paralímpicos que también sueñan con colgarse un metal en la principal competición deportiva del mundo. 

Y no, no se trata de un tópico. Para muestra, un nombre: Marieke Vervoort, que ha sorprendido al mundo al anunciar que está pensando en poner fin a su vida después de estos Juegos. "Río es mi último deseo, espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en la eutanasia. Pero, a pesar de mi enfermedad, he vivido lo que otros solo pueden soñar", ha declarado en una entrevista a 'Le Parisien' esta triatleta belga que sufre una enfermedad degenerativa que la tiene paralizada de cintura para abajo.

LEGALIZADA EN BÉLGICA EN EL 2002

Nacida el 10 de mayo del 1979 en Diest, Bélgica, Vervoort es una apasionada del deporte. Dos veces campeona del mundo de triatlón adaptado, llegó a participar en el 'ironman' de Hawái. Pero en el 2008 tuvo que abandonar esta disciplina por culpa de una enfermedad que acabó postrándola en una silla de ruedas. Fue entonces cuando emprendió su carrera en el carrovelismo, el esquí sentado, y en las carreras en silla de ruedas, que la llevaron a participar en los Juegos de Londres, donde se hizo con el oro en los 100 metros y la plata en los 200 y 400 metros.

Marieke Vervoort

ATLETA PARALÍMPICA

"Río es mi último deseo, espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en la eutanasia. Pero, a pesar de mi enfermedad, he vivido lo que otros solo pueden soñar"

El año pasado, se proclamó campeona del mundo en Doha, donde batió récords en 400, 800, 1.500 y 5.000 metros. Ahora, afronta sus últimas paralimpiadas en las que aspira a un metal tanto en 100 como en 400 metros. Será después cuando piensa poner fin a una enfermedad que no está dispuesta a seguir padeciendo por más tiempo. Y es que la degeneración avanza sin remedio y le dificulta cada vez más no solo practicar deportes, sino poder llevar una vida soportable. 

Es por este motivo que tiene decidido someterse a una eutanasia, que es legal en el país belga desde el 2002, aplicable a los enfermos incurables que padezcan un sufrimiento físico o psíquico insoportable. Veremos en todo caso si después de una nueva experiencia paralímpica cambia de parecer y decide seguir luchando como lo lleva haciendo toda su vida.