Ir a contenido

Roberto Martínez, "honrado" de dirigir a Bélgica

El técnico leridano espera que "la generación de oro confirme que lo es"

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Roberto Martínez, el nuevo seleccionador de Bélgica, durante el acto de su presentación.

Roberto Martínez, el nuevo seleccionador de Bélgica, durante el acto de su presentación. / VIRGINIE LEFOUR

Roberto Martínez ha tomado posesión de su cargo como seleccionador de Bélgica y en su presentación se ha declarado "muy honrado" de haber sido el elegido para conducir al equipo hasta el Mundial de Rusia-2018. En sus manos tendrá a la llamada 'generación de oro' del fútbol belga y su responsabilidad, ha admitido, será que "confirme que lo es" con resultados. Bélgica cayó eliminada en la Eurocopa frente a Gales (1-3) y días después fue despedido Marc Wilmots, que además no tenía un fluida relación con algunos internacionales.

El técnico catalán de 43 años, nacido el 13 de julio de 1973 en Balaguer (Lleida), asume la dirección de los 'diablos rojos' tras haber sido despedido del Everton la temporada pasada. Su mayor éxito fue la conquista de la 'Cup' del 2013 con el Wigan. Anteriormente dirigió al Swansea, donde inició su carrera como técnico en el 2007.

"Hay presión, hay expectativas del público, Bélgica será favorita en la mayoría de los partidos, yo tendré que manejar esto", ha explicado Martínez en el acto de su presentación. "Todo el mundo respeta Bélgica, es uno de los mejores países del mundo. ¿Una generación de oro? Tendremos que trabajar para que se confirme", ha analizado el nuevo seleccionador, que debutará el 1 de septiembre contra España, donde también debutará Julen Lopetegui. Es el partido que fue aplazado en noviembre por el atentado de Bruselas. Cinco días más tarde, empezará la clasificación pra el Mundial frente a Chipre.

RESTRICCIONES PRESUPUESTARIAS

Martínez ha superado una amplia criba y un profundo periodo de reflexión de la federación, que al final eligió entre una terna que completaban el francés Rudi García y el holandés Dick Advocat. El director deportivo de la federación admitió que se habían aplicado restricciones presupuestarias, lo que llevó a descartar a técnicos de mayor prestigio como Marcello Lippi o Louis van Gaal. Martínez cobrará 250.000 euros menos que Wilmots, su predecesor, pero tendrá una prima de dos millones de euros si clasifica a Bélgica para la semifinal del Mundial, según afirmaron algunos medios belgas.

Las reacciones a la sorpresiva elección inundaron las redes sociales. Incluso circulaba un video de la supuesta reacción de Romeo Lukaku al conocer la noticia cuando se hizo pública. Lukaku tuvo como entrenador a Martínez en el Everton. Otro internacional, Kevin Mirallas, al perder la titularidad, y Marouane Fellaini fue traspasado nada más llegar el técnico leridano. En cambio, Gary Lineker celebró la elección en Twitter. "Roberto Martínez es el nuevo entrenador de Bélgica le deseo lo mejor en la transformación de un equipo que juega muy abierto en uno que juegue... muy abierto", sería la traducción.

0 Comentarios
cargando