Ir a contenido

Un error increíble condena a la selección femenina sub-19

Nahikari, delantera de la Real, falla con la puerta vacía en el descuendo de la final del Europeo ante Francia

JORDI TIÓ / BARCELONA

Nahikari se lamenta del error en el último minuto de la final.

Nahikari se lamenta del error en el último minuto de la final.

Nahikari García lloró como pocas veces en su vida sobre un terreno de juego. Y con ella, toda la selección española femenina sub-19. Lloraban todas porque habían dejado escapar el título europeo ante Francia (2-1), un campeonato que el pasado domingo tuvieron al alcance de la mano y que se les escurrió de mala manera en una noche aciaga, por la falta de puntería ante la meta rival, y por el torrencial aguacero que cayó sin tregua y obligó a interrumpir la final durante dos horas.

Pero nadie desparramaba más lágrimas que Nahikari, guipuzcoana de 19 años nacida en Urnieta, a quien le será muy complicado, imposible, vamos, olvidar ese 31 de julio del 2016. En sus botas tuvo, por dos veces, igualar el partido. Y en ambas erró. Especialmente cruel fue la última jugada, en la que falló increíblemente a portería vacía a poco más de un metro de la línea de gol. Corría ya el descuento y España andaba volcada sobre el área francesa.

TERRENO EN MAL ESTADO

Chavas, la portera de la selección 'bleu', despejó un disparo envenenado y, atenta, Nahikari se fue a por el rechace. No había fuera de juego y solo tenía que empujar la pelota. Puede que el mal estado del terreno de juego, muy pesado por la lluvia, propiciara el error. Pero chutó mal. La pelota se elevó tanto, que se marchó por encima del travesaño. Todas, españolas y francesas, se llevaron las manos a la cabeza: unas maldiciendo su desgracia; otras, venerando su fortuna. Solo una se tapó la cara: Nahikari se levantó la camiseta, ocultó su rostro y cayó arrodillada al suelo. Quedaba apenas minuto y medio para el final, pero para ella el partido se acabó en ese instante.

De haber entrado, ese gol no daba el título, pero, por de pronto, evitaba perderlo. De ahí el desespero. Una angustia que tuvo ya un primer acto en el inicio de la segunda parte y, de hecho, la misma protagonista. Porque a Nahikari le hicieron el penalti y ella misma lo lanzó. Y lo tiro bien, con potencia y colocado a la derecha de la portera, pero Chavas voló hasta el poste llegando a tocar con la punta de los dedos la pelota lo justo para desviar su trayectoria y hacerla estrellar en el poste. Tuvo suerte, porque tras el rechace la pelota rebotó en su cuerpo, pero le quedó justo al lado para atajarla. España perdía la primera opción de empatar el partido y la delantera y capitana iniciaba, sin saberlo, su vía crucis personal.

DEBUT PRECOZ

Nada  hacía presagiar un final tan dramático para esta hábil delantera de la Real Sociedad, club al que llegó en el 2014, procedente del Añorga, debutando en la Superliga esa misma temporada, con solo 16 años. Nahikari había firmado un excelente campeonato en Eslovaquia, marcando tres goles, los mismos que Sandra Hernández, jugadora del Barça, y un menos que Lucía García, nueva jugadora del Athletic y que en la final anotó el gol del honor español para terminar el campeonato con cuatro tantos.

Nahikari, que compagina el fútbol con los estudios de medicina y que luce el número siete tanto en su club como en la selección, ya sabe lo que es colgarse una medalla tanto en un Europeo (plata y bronce con la selección sub-17, y otras dos platas con la sub-19) como en el Mundial (plata con la sub-17). Solo el oro se le sigue resistiendo, igual que a la selección sub-19, que perdió su tercera final consecutiva en un duelo con mucha lluvia y más lágrimas.

0 Comentarios
cargando