Ir a contenido

Guardiola y los petrodólares seducen a la nueva joya de Brasil

El delantero Gabriel Jesús, gran promesa de la 'canarinha' olímpica, a un paso de fichar por el Manchester City

EDU SOTOS / TERESÓPOLIS

En Brasil era un secreto a voces. Con tan solo 19 años y cara de no haber roto un plato, el brillante papel del delantero del Palmeiras Gabriel Jesús no solamente le abriría de par en par las puertas de la selección olímpica sino que le catapultaría a uno de los grandes clubs de Europa. Desde que la 'Seleçao' se concentró en la localidad de Teresópolis para preparar su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, el novato consiguió, gracias a su velocidad y olfato goleador, robar la atención de la prensa sobre el mismísimo Neymar.

"Ni siquiera Pelé consiguió la medalla olímpica, muchos grandes atletas no lo consiguieron. Es una gran presión pero al mismo tiempo es mi oportunidad para entrar en la historia del fútbol y de la selección", confesaba el sonriente debutante el miércoles en una entrevista difundida por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en la que dejaba entrever que haría todo lo posible para consagrarse como pichichi de los JJOO en el mítico estadio del Maracaná. Toda una declaración de intenciones y de su enorme hambre de éxitos.

LA VISITA DE ROBERT FERNÁNDEZ

De hecho, mientras la pentacampeona entrenaba en el frío de Teresópolis, los corrillos de periodistas brasileños se calentaban comentando cual de los grandes clubes del Viejo Continente (Barça, Real Madrid, PSG, Manchester United o Bayern Múnich) se rascaría el bolsillo por los 24 millones de euros que pedía la cláusula del Palmeiras. En un primer momento, las apuestas parecian declinarse por el Barça, que el pasado fin de semana había llegado incluso a enviar a su secretario técnico, Robert Fernández, con el objetivo de ver en acción a Gabriel Jesús ante el Internacional de Porto Alegre. 

Sin embargo, la oportuna irrupción del Real Madrid a principios de semana con una sospechosa reunión en la capital de sus respectivos directores deportivos, Alexandre Mattos y José Ángel Sánchez, parecía alejar la posibilidad de que el palmeirense acabase convirtiéndose en el cuarto delantero del FC Barcelona. Cuando todo parecía atado, una oferta estratosférica de la Premier League hizo que los dirigentes del Palmeiras se tapasen los oídos a los cantos de sirena de Barça y Real Madrid.

Todo indica que el delantero del Palmeiras acabará en la Premier a cambio de 32 millones. Se incorporaría en diciembre

Todo indica, según publica este jueves el diario 'Sport', que el Manchester City de Pep Guardiola cerrará en los próximos días el fichaje de Gabriel Jesús por 32 millones de euros. Un golpe de autoridad del entrenador del sextete, Txiki Begiristain y de los petrodólares del propietario de los Citizens, el jeque Mansour bin Zayed. Un negocio redondo para el humilde Palmeiras que será repartido entre el club (dueño del 30% de los derechos), el jugador(25%) y sus agentes Fabio Caran y Cristiano Simoes (22,5%). Un caso que recuerda mucho al de Neymar por el secretismo y el fuerte protagonismo de los agentes.

Por si fuera poco, es muy posible que Pep le permita a Gabriel Jesús concluir su temporada con el Palmeiras que el próximo mes de diciembre podría proclamarse como campeón del Brasileirao por primera vez desde 1996. Por tanto, a la espera de la inminente eclosión del joven atacante en los Juegos Olímpicos de Río 2016 el de Santpedor se ha garantizado una vez más, como ocurrió hace un mes con Nolito, de los servicios de uno de los delanteros tanteados por el FC Barcelona en este mercado de fichajes. Una costumbre que comienza a causar, y con razón, cierta inquietud entre los culés: en los próximos años la mezcla Guardiola-petrodólares podría ser demasiado tentadora incluso para los más grandes.