22 oct 2020

Ir a contenido

NUEVA ACCIÓN CONTRA UN DEPORTISTA POR NO PAGAR IMPUESTOS

La fiscalía se querella contra Sito Pons por defraudar a Hacienda 446.000 euros

La acusación pública le atribuye haber simulado que residía en el extranjero cuando lo hacía en Barcelona

J. G. Albalat

Sito Pons, entre sus hijos Edgar (izquierda) y Axel.

Sito Pons, entre sus hijos Edgar (izquierda) y Axel. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

La fiscala de delitos económicos de Barcelona, Carmen Martín Anglada, ha presentado una querella contra el exmotociclista Sito Pons por presunto fraude a Hacienda de 446.000 euros, al haber simulado desde 1988 su residencia en el extranjero “con la exclusiva finalidad de eludir el cumplimiento de sus obligaciones” tributarias en España. En principio, el expiloto fijó su residencia en Mónaco, y después en el Reino Unido, aunque, realmente, según la acusación pública, vivía en Barcelona de forma habitual. Un juzgado ha admitido a trámite la querella.

La querella expone que la principal actividad que desempeñaba Sito Pons en el 2010, ejercicio por el que no pagó los impuestos que le correspondían y por la que percibía sus ingresos, era la gestión de una escudería de motociclismo y automovilismo que giraba bajo en nombre de Pons Racing. La gestión de esta empresa se realizaba desde unas oficinas ubicadas en la población de Castellbisbal.

EL APATAMENTO EN MONTECARLO

La querella relata que con el fin de no tributar el IRPF del ejercicio de 2010 por los ingresos obtenidos, el excorredor de motos declaró formalmente que residía en Mónaco y "simuló" su residencia en un apartamento de la Avenida Princess Grace de Montecarlo.

El que fuera bicampeón del mundo de 250cc alquiló esa vivienda y contrató un seguro de hogar, con lo que consiguió que las autoridades monegascas le concediesen el permiso de residencia. Sin embargo, según la fiscalía, en esa vivienda no se produjeron consumos de agua ni de luz que concuerden con la presencia de una o varias personas residiendo en el inmueble.Tan solo hay constancia que el motociclista estuvo tres días coincidiendo con un evento deportivo. La acusación sostiene que Pons residía en Barcelona y que utilizaba de forma frecuente el Aeropuerto de El Prat para acudir a las distintas competiciones.

Además de simular su residencia en Mónaco, sostiene la fiscala, el expiloto también se valió de un entramado de empresas, algunas de ellas radicadas en paraísos fiscales, que creó y adquirió con la ayuda de dos asesores, que también figuran como acusados. El objetivo: eludir el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.