Ir a contenido

Copa América de fútbol

Argentina-Chile, la final más esperada

Tata Martino es claro: de nada sirve el segundo puesto mientras Pizzi afronta su partido más importante como entrenador

La selección de Colombia derrota 1-0 a Estados Unidos y queda tercera en la competición americana

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Messi, en un entrenamiento de la selección argentina en Houston.

Messi, en un entrenamiento de la selección argentina en Houston. / EFE / AARON M. SPRECHER

Colombia derrotó 1-0 a Estados Unidos y se quedó con el tercer puesto de una Copa América Centenario que tiene este domingo hoy su esperada final entre Argentina y Chile. Eliminados Brasil y Uruguay del certamen, los equipos más poderosos tenían el camino despejado. Colombia quiso disputarle a los chilenos ese lugar pero cayó en el camino. La University of Phoenix Stadium le permitió al menos un consuelo al vencer a los anfitriones, con gol de Carlos BaccaJames Rodríguez lo había dejado solo como para que empujara el balón. El equipo que conduce José Pekerman repitió de esta manera el puesto alcanzado en la Copa América que se disputó en 1995 en Uruguay.

Los partidos por el tercer lugar funcionan apenas como preludio del choque más esperado. Argentina quiere terminar con 23 años de infortunios y varias finales perdidas por una mínima diferencia. Con Leo Messi como estandarte, el equipo albiceleste llega al MetLife de New Jersey con la consigna de "ganar o ganar" ante Chile, lo que ha sido interpretado de alguna manera como "ganar como sea", aspiración que en otros momentos habría parecido vergonzosa pero que ahora, después de tantas frustraciones deportivas, ya no ruboriza a nadie. Ni siquiera al entrenador Gerardo Tata Martino. Cuando le preguntaron en la previa al encuentro sobre el modo en que se podría llegar a conseguir el anhelado trofeo llamó a "dejar un poco el cómo (obtenerlo) al lado". Los pudores no tienen cabida en esta hora. "No podemos perder una nueva final".

Martino confía en contar desde el primer minuto con Ángel Di María, un jugador fundamental que se ha lesionado en las últimas dos finales (Brasil 2014 y Santiago 2015). También insinuó que Javier Pastore, del PSG, podría estar en el banquillo.

LA ILUSIÓN DE MESSI

El entrenador elogió al rival y recordó que el desafío depara riesgos: "Para mí es una de las mejores selecciones del mundo. Tiene elaboración y presión; son dos de las armas fundamentales". Después de perder la final de la última Copa América por penaltis, Argentina venció a Chile en dos ocasiones, primero en las eliminatorias de Rusia 2018 y en el partido inaugural del presente certamen. Pero eso, a estas alturas, eso quiere decir poco porque cada partido es diferente

Martino confía plenamente en este Messi que también alza la voz para pelearse con la Federación de Fútbol Argentino (AFA) por la demora en de un vuelo y otros asuntos. Leo, dijo, "está bien. Es el capitán del equipo y representa la ilusión que tenemos todos de ganar".

Desde el otro lado, el técnico de Chile, Juan Antonio Pizzi, tan rosarino como Messi y Martino, dijo que afronta "el partido más importante de mi carrera". Pizzi cree que la derrota del debut no cuenta. "Llegamos en buena forma, con mucha confianza y ganas". Cuando le preguntaron de qué manera tratará de anular a Messi contestó: "Vamos a utilizar las armas más convenientes. Lo hemos observado. Hay que neutralizar sus virtudes, porque marcan diferencia y pueden desequilibrar el partido".

0 Comentarios
cargando