Ir a contenido

Alemania saca el rodillo ante Eslovaquia y ya espera al ganador del Italia-España (3-0)

La campeona del mundo pasa a cuartos de final con goles de Boateng, Mario Gómez, y Draxler

CARLOS F. MARCOTE / MADRID

El lateral alemán Kimmich disputa el balón con el eslovaco Hamsik.

El lateral alemán Kimmich disputa el balón con el eslovaco Hamsik. / EFE / LAURENT DUBRULE

Alemania ya espera en cuartos de final al ganador del Italia-España. La selección campeona del mundo se paseó ante una Eslovaquia (3-0) poco o nada convencida de sus posibilidades de progresar algo más en la Eurocopa. No dio ninguna opción el conjunto germano a un rival que vio cómo su plan conservador se venía abajo a las primeras de cambio para acabar goleado sin posibilidad de contestación.

El monólogo alemán tuvo muy pronto reflejo en el marcador con un gran gol de volea del central Boateng tras el rechace de un defensa en un córner, concedido instantes antes por Kozacik para evitar que Khedira abriera el marcador de cabeza. Desatendía para empezar sus funciones defensivas Eslovaquia y el central Skrtel certificó poco después esa imprevisible actitud descuidada a estas alturas del campeonato con un penalti inconcebible a Mario Gómez que Özil desaprovechó ante el avispado portero eslovaco.

SÍNTOMAS POSITIVOS

Eslovaquia, que se había impuesto a los campeones del mundo 1-3 en un amistoso el pasado 29 de mayo en Augsburgo, compareció menos de un mes después en Lille con muy pocos argumentos para dar la cara ante un equipo que ya ante Irlanda del Norte en el tercer partido de la primera fase ofreció claros síntomas de haberle cogido el aire al torneo pese a ganar con un único gol de Mario Gómez.

El delantero del Besiktas se ganó entonces la continuidad en la formación titular germana en perjuicio de Götze y volvió a responder a la confianza de Joachim Löw, decidido parece que definitivamente a partir con un delantero centro de verdad. Lo hizo con otro tanto, un gol con el que Alemania pudo irse al descanso con la tranquilidad a la que se había hecho acreedora. Se anticipó a Skrtel para remachar  tras una gran jugada de Draxler, que se fue como quiso de Kucka para asistir a su compañero.

PARADÓN DE NEUER

Casualmente, el propio Kucka había estado cerca en la jugada anterior de empatar el partido en la única ocasión en que Eslovaquia logró llegar al área alemana con ciertas posibilidades. Pekarik puso un gran balón en el área y el jugador del Milan remató con un buen testarazo, pero Neuer voló para sacar el balón a córner.

No hubo más sustos para la campeona mundial, que cerró el partido con un gol de Draxler, solo en el segundo palo para enganchar un buen derechazo tras un toque de cabeza de Hummels en un córner sacado por Kroos. Sin más amago eslovaco que una falta lanzada por Durica que se fue fuera por poco, el centrocampista del Madrid estuvo cerca de engordar la goleada cerca del final pero Kozacik lo evitó.

Alemania, 3 - Eslovaquia, 0

ALEMANIA: Neuer (7), Kimmich (6), Boateng (7) (Höwedes (5), m. 70), Hummels (7), Hector (6), Khedira (6) (Schweinsteiger (5), m. 76), Kroos (6), Müller (5), Özil (6), Draxler (8) (Podolski (6), m. 70), Mario Gómez (7). Entrenador: Löw (7).

ESLOVAQUIA: Kozacik (8), Pekarik (5), Skrtel (4), Durica (5), Gyomber (5) (Salata (s.c.), m. 84), Kucka (5), Hrosovsky (4), Skriniar (4), Hamsik (4), Weiss (5) (Gregus (5), m. 46), Duris (4) (Sestak (5), m. 65). Entrenador: Kozak (4).

GOLES: 1-0 (m. 8), Boateng, de volea desde fuera del área. 2-0 (m. 43), Mario Gómez, a pase de Draxler. 3-0 (m. 63), Draxler, desde cerca.

ÁRBITRO: S. Marciniak (5), polaco. Amonestó a Skrtel (m. 12), Kimmich (m. 47), Hummels (m. 65), Kucka (m. 90)

CAMPO: Pierre Mauroy de Lille (50.000 espectadores).