Ir a contenido

El Espanyol quiere ser una potencia del fútbol en cinco años

El ambicioso plan director del club contempla dejar a cero la deuda de 170 millones e ingresar 125 en el año 2020

JOAN CARLES ARMENGOL / BARCELONA

Chen Yansheng, en el palco del estadio del Espanyol.

Chen Yansheng, en el palco del estadio del Espanyol. / EFE / QUIQUE GARCIA

El Espanyol de Chen Yansheng apunta alto. La entrada del nuevo máximo accionista y propietario del club blanquiazul quiere verse reflejado en un cambio total del papel de la entidad en el fútbol. El objetivo es ambicioso. La entidad catalana quiere consolidarse entre los ocho mejores equipos de la Liga española, con opciones de entrar cada año en las competiciones europeas. Lo anuncio Chen hace unas semanas. "El Espanyol debe estar en la Champions en tres años". Quizá tardará un poco más, pero el nuevo plan director presentado este lunes por el consejero delegado, Ramón Robert, contempla que, en cinco años, hasta la temporada 2020-21, la entidad se convierta en referencia internacional del fútbol.

¿Cómo se conseguirá eso? El también llamado 'Plan Espanyol 2020' se estructura en cinco ámbitos: el económico (el pilar de todos los demás), el deportivo, el social, el de internacionalización del club y el comercial.

La ampliación de capital prevista de 150 millones de euros en la junta extraordinaria de accionistas del próximo 30 de junio (en la cual Rastar Group, de Chen Yansheng, garantiza la conversión de 56 millones en acciones) será el punto de partida de la prevista mejora económica. El club prevé en estos cinco años enjugar la deuda actual de 170 millones de euros hasta dejarla a cero, y pasar de los 55 millones de presupuesto actual (de los que solo unos 25 se pueden dedicar a la plantilla del primer equipo) a los 125 millones de ingresos en el ejercicio 2020-21. La próxima temporada el presupuesto ya se elevará a 70 millones, de los cuales la mitad se destinará a los jugadores.

MODELO DEPORTIVO PROPIO

Los gestores del club blanquiazul esperan, con la bonanza económica, poder consolidar un "modelo deportivo propio", con un 40% de jugadores formados en casa y la posibilidad de retener a las figuras. "Tendremos los recursos para dejar de ser un club vendedor y apostar por el crecimiento que permita retener a nuestros talentos", aseguró Chen en un vídeo grabado, enviado desde China.

Precisamente incrementar la implantación del club en el país asiático (donde se van a crear escuelas de fútbol con técnicos formados en el club) contribuirá, según el plan director, al crecimiento de la masa social, con el objetivo de llegar a los 45.000 socios (35.000 de ellos abonados) en estos cinco años.

Finalmente, para conseguir el crecimiento previsto del 12% anual en el flujo de ingresos será básico el aumento de los ingresos por patrocinio en un 65% y la explotación de las instalaciones del club en Cornellà-El Prat. Buscar una empresa que dé nombre al estadio, y que supere ampliamente los 5,5 millones de euros anuales que debía pagar el anterior y fallido patrocinador, será una de las prioridades.

LA GARANTÍA DE CHEN

Ramón Robert citó las promesas cumplidas hasta ahora por el nuevo propietario como garantía de que el proyecto Espanyol 2020 se lleve a cabo en todos sus términos. "La mejor prueba son los últimos seis meses. El compromiso del nuevo presidente es total y hasta el momento se ha cumplido todo lo que ha prometido". Robert ha revelado que el propio Chen ha dado al club un crédito de 100 millones de euros "con intereses más bajos que los anteriores que teníamos" que ha permitido reducir el gasto financiero y"eliminar esa soga que teníamos en el cuello".