Ir a contenido

LA IAAF mantiene el veto por dopaje a Rusia en los Juegos de Río

El COI podría anular en su cumbre del próximo martes la suspensión o permitir participar a algunos atletas a título personal

MARC MARGINEDAS / MOSCÚ

Un fotógrafo, ante la sede de la IAAF en Mónaco.

Un fotógrafo, ante la sede de la IAAF en Mónaco. / AP / LIONEL CIRONNEAU

El asunto había adquirido tal relevancia en Rusia que incluso horas antes de que se emitiera el veredicto, el propio presidente, Vladímir Putin, quiso terciar en la polémica y argumentó, durante su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, que un veto colectivo al equipo ruso de atletismo castigaría por igual a deportistas "limpios" y a los que han ingerido sustancias prohibidas. Sin embargo, horas después, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) hizo caso omiso de las palabras del líder del Kremlin y optó por mantener la exclusión de Rusia de las competiciones oficiales, decidida en noviembre pasado, lo que en principio significa que el equipo ruso como tal estará ausente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La mirada ahora esta puesta en la reunión del Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana el próximo martes, que podría revertir, al menos en parte, la decisión.

"Algunos progresos se han hecho, pero no es suficiente", ha declarado el presidente de la IAAF, el británico Sebastian Coe, en Viena. "La decisión ha sido unánime; la política no ha tenido ningún papel en esta sala hoy", ha sentenciado. La reacción rusa no se ha hecho esperar. El ministro de Deportes, Vitali Mutkó, ha transmitido por teléfono al portal de noticias deportivas R-Sport su "decepción". "En mi opinión, hemos hecho un trabajo enorme; lamentablemente, inocentes serán castigados por culpables", ha criticado. En opinión de Mutkó, su país ha cumplido con el centenar largo de requerimientos que se le habían exigido, una opinión no compartidoa por la IAAF, que cree que la federación rusa necesita aún "entre 18 y 24 meses" para adecuarse a las reglas internacionales contra el dopaje.  

 Yelena Isinbayeva, dos veces campeona olímpica en salto de pértiga, ha dado a entender que podría recurrir incluso a los tribunales: "Es una violación de los derechos del hombre; no me puedo callar, voy a tomar medidas, voy a dirigirme a un tribunal de derechos del Hombre". El portavoz presidencial, Dmitri Peskov, ha declarado que se hará todo lo posible "a nivel legal" para defender "los derechos" de los atletas rusos y "del equipo olímpico".

SERÁ UNA AUSENCIA SIGNIFICATIVA

La ausencia del atletismo de Rusia se hará sentir en los Juegos de Río de Janeiro. En la cita olímpica de Londres 2012, el equipo ruso de atletismo consiguió un total de 16 medallas, siete de ellas de oro, colocándose en segunda posición en el medallero, solo por detrás del equipo estadounidense. En atletismo femenino Rusia es especialmente potente; deportistas de esta nacionalidad se hicieron con la medalla de oro en disciplinas como el salto de altura, los 20 kilómetros marcha, el lanzamiento de martillo o los 400 metros vallas. Algunos deportistas, como el marchador Serguéi Kirdiapkin o la corredora de 3.000 obstáculos Yulia Zarípova han sido descalificados tras dar positivo en segundos controles realizados con métodos actualizados

La noticia, sin embargo, ha sido acogida con alivio por parte de algunos de los deportistas con los que debían competir el equipo ruso. "El mensaje tiene que llegar fuerte y claro: no toleraremos trampas en nuestro deporte", ha opinado la corredora de maratón Paula Radcliffe a la agencia Reuters.

La reunión del COI, última esperanza para los rusos

"Esperamos que el Comité Olímpico Inernacional (COI) pueda corregir de alguna manera esto". Las palabras de Mutkó tras la decisión de la IAAF contenían algunas dosis de desesperación, habida cuenta que su figura está cada vez más contestada, tras haber sido acusado de encubrir casos de dopaje en el último reportaje sobre el dopaje elaborado por la televisión alemana ARD. El martes, en Lausana se reunirá el COI para estudiar la medida adoptada por la IAAF y otros informes, que sostienen que el país puso en marcha un complejo sistema para burlar todos los controles durante los últimos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi. Sin embargo, el propio vicepresidente del COI se encargó de aguar las esperanzas de que se dé luz verde a una dispensa total. El atletismo ruso y la Agencia Rusa Antidopaje "están corrompidos hasta la raíz", aseguró. "Habrá oportunidades de apelación para aquellos que puedan probar su integridad individual", subrayó, antes de fijar algunos criterios: "Deberían demostrar que se han sometido a análisis de forma regular fuera de Rusia".     

            

0 Comentarios
cargando