Ir a contenido

Polonia confunde y desactiva a Alemania

Los campeones del mundo se estrellan ante el equipo polaco, que gozó de más y mejores ocasiones para ganar

CARLOS F. MARCOTE / MADRID

Neuer atrapa el balón ante el delantero polaco Lewandowski.

Neuer atrapa el balón ante el delantero polaco Lewandowski. / EFE / ABEDIN TAHERKENAREH

Polonia confundió y desactivó a Alemania, que no se reconoció y corrió graves riesgos incluso de dar el primer gran petardazo del campeonato ante un rival que sumó claras ocasiones para haberse podido llevar el partido. Las dudas de los campeones del mundo ante Ucrania se multiplicaron ante la selección polaca, que ya en la fase de clasificación les había ganado al cabo de más de 80 años y que anduvo muy cerca de volver a hacerlo en Saint-Denis.

Salió muy fuerte el equipo alemán, decidido a acorralar al polaco, que había previsto probablemente tal coyuntura pero tardó lo suyo en ajustar los mecanismos defensivos para aguantar a un rival que compareció nuevamente sin un delantero centro puro y con la novedad en la formación inicial del central Hummels por Mustafi, el autor del primer gol ante Ucrania.

'NUEVE' FALSO

Götze volvió a moverse por el eje del ataque como 'nueve' falso, pero su primera aparición fue para cabecear fuera en la posición de ariete verdadero un buen pase desde la izquierda de Draxler, que fue el más activo de los atacantes germanos para empezar, ya que fue por su banda por donde Alemania cargó el juego en ese tramo inicial enérgico del conjunto dirigido por Joaquim Löw.

Por ahí llegó también la segunda gran ocasión alemana, fabricada por Müller cambiado de banda. Robó la cartera a Pisczcek sobre la línea y pasó atrás para la llegada de Kroos, que algo forzado no pudo dirigir bien su remate ante un Fabianski vendido. Buenos propósitos y mejores perspectivas de Alemania que, sin embargo, sufrió un apagón imprevisto cuando el conjunto polaco se asentó, tomó las medidas al campo y obligó, por ejemplo, a que la construcción del juego tuviera que recaer sobre Khedira cuando no en los pases largos de Boateng desde la línea defensiva.

Se organizó Polonia en torno a Krychowiak, juntó mucho y bien sus dos líneas de repliegue sin renunciar salir con rapidez hacia Lewandowski y poco faltó para que el delantero del Bayern la liara poco antes del descanso tras un robo y pase de Milik. Boateng lo evitó con un pasito adelante para dejar en fuera de juego a su compañero en Munich.

FRUSTRACIÓN DE MILIK

Nada más volver del intermedio fue Milik el que desperdició una ocasión que tardará tiempo en olvidar. Dejó pasar en una contra para Grosicki, quien se la pusó después de maravilla para que el delantero del Ajax la pifiara en un remate que intentó ejecutar con la cabeza cuando lo más lógico y fácil era meter el pie. También Lewandowski tardará en quitarse de la cabeza la que desaprovechó, habilitado por Grosicki, por dudar sobre su posición, dormirse unas milésimas y permitir que Boateng llegara a tiempo de cruzarse en su camino cuando se disponía a encarar a Neuer. Y de nuevo la tuvo Milik, que pegó al aire diez en posición óptima después de otro gran servicio de Grosicki, un tormento para Howedes.

La respuesta alemana se quedó en buenas intenciones sin ninguna claridad y en un gran disparo de Özil a falta de 25 minutos para el final que desvió a córner Fabianski, quien no volvió a sufrir mayores sobresaltos pese a que Löw echó mano de Schürrle y Mario Gómez para el acelerón final.

Ficha técnica

Alemania: Neuer (6), Höwedes (5), Boateng (7), Hummels (6), Héctor (5), Khedira (6), Kroos (6), Müller (5), Özil (7), Draxler (6) (Mario Gómez (5), m. 72), Götze (5) (Schürrle (6), m. 66). Entrenador: J. Löw (5).

Polonia: Fabianski (7), Piszczek (6), Glik (7), Pazdan (7), Jedrzejczyk (6), Krychowiak (7), Blaszczkowski (6) (Kapustka (s.c.), m. 80), Maczynski (7) (Jodlowiec (5), m. 76), Grosicki (8) (Peszko (s.c.), m. 87, Milik (5), Lewandowski (6). Entrenador: A. Nawalka (7).

Árbitro: B. Kuipers (5), holandés.

Campo: Saint-Denis (80.000).

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.