Ir a contenido

ANALISIS

Ni lo duden, juega De Gea y 10 más

Emilio Pérez de Rozas

Yo era siempre el más bajito de mi clase (mi 1,56 metros me permitió salvarme de la mili por corto de talla y oír al sargento que me entregó el justificante de «inútil total» decir: «No se ría, porque a usted el Ejército no lo quiere ni para robar higos») y, por tanto, todos los de mi clase se alineaban en el patio, tomándome como referencia. Era el bajito, pero no era el más tonto, eso se lo aseguro.

Lo digo porque flipo de que alguien dude aún de que Vicente del Bosque pondrá de titular a David de Gea en el debut de España en esta Eurocopa en la que, de momento, pasan cosas pero nadie juega a fútbol. No es posible que Del Bosque haya llegado hasta aquí y ahora se asuste y no le de la alternativa al meta del Manchester United. Entre otras razones porque sería una manera muy impropia de este gran socialista (yo creo que ya es el único que queda de verdad) de señalar a su portero en el caso Torbe.

Quien conozca un poquito a Del Bosque, quien haya compartido con él 15 minutos de maravillosa charla informal, sabrá que no hay nada que le saque más de quicio, de sus casillas, que le abrume, que le preocupe a este buen hombre, a esta Madre Teresa de Calcuta de los banquillos, que uno de los suyos se vea involucrado (cierto, De Gea es inocente, mientras no se demuestre lo contrario) en un caso tan desagradable.

El momento de señalar a De Gea, o de insinuarle que vuelva a casa,ya pasó. El chaval dijo que todo es mentira y Del Bosque y la Roja le creyó. Así que ahora no hay más remedio que apostar por De Gea y diez más. No hay otra. Lo demás, sería señalar al portero.

Dice Del Bosque que Luis Molowny siempre le decía «te pongas como te pongas, el toro te cogerá, así que pide que sea solo un revolcón y no una cornada seria». Del Bosque piensa, aunque no lo diga, que esto es una cornada (sobre todo, insisto, dada su bondadosa y modélica personalidad), pero hará ver que solo es un revolcón. Jugará.