Ir a contenido

Otra vez a pensar en una gloriosa remontada

El equipo blanco pierde de golpe la fuerza del impulso que tomó con su gran triunfo en el Camp Nou

CARLOS F. MARCOTE

Ricardo Rodríguez celebra el primer gol del Wolfsburgo entre Casemiro y Kroos.

Ricardo Rodríguez celebra el primer gol del Wolfsburgo entre Casemiro y Kroos. / EFE / PETER STEFFEN

El superfavorito con mucho de los cuartos de final, el más favorecido sin duda en los cruces de la antepenúltima etapa de la Liga de Campeones, ya no ve la 'undécima' tan factible, tan cerca como la veía el sábado después de asaltar el Camp Nou y tomarse un buen lingotazo de reconstituyente pensando sobre todo en la Copa de Europa, la competición que sigue siendo su único asidero para salvar la temporada.

Se cayó con todo el equipo el Madrid en el Wolfsburgo Arena y tendrá que remar de lo lindo el martes que viene en el Santiago Bernabéu para seguir adelante y no provocar que vuelvan a precipitarse aluviones de sospechas sobre el verdadero valor de su plantilla y la idoneidad de su entrenador para impulsar un nuevo proyecto.

Así que a pensar otra vez en una remontada gloriosa, un síntoma cada vez más preocupante. Fue lo que apuntó Jesé, quien tuvo que dar la cara en la televisión oficial ante la espantada de los primeros espadas, entre ellos Sergio Ramos, uno de los grandes responsables del fiasco madridista después de dejarse comer la tostada de forma lamentable ante Arnold en el segundo gol alemán.

PROTAGONISTAS NEGATIVOS

El central y capitán, no contento con no haber perjudicado demasiado a su equipo con su expulsión en el estadio del Barça, se empeñó en erigirse ante el equipo de la Volkswagen como uno de los protagonistas más negativos del choque, junto con Cristiano Ronaldo, que llegó con el objetivo de acercarse a su récord de máximo goleador de la Champions (17 en 2014) y tuvo que marcharse con la frustración de haber desaprovechado un buen puñado de ocasiones de arreglar la mala noche madridista.

Zinedinde Zidane

ENTRENADOR DEL MADRID

No voy a volverme loco y los jugadores tampoco. Sabemos que podemos remontar en el Bernabéu con nuestra afición"

A la fragilidad defensiva y la falta de concreción en ataque tuvo que referirise Zinedine Zidane para explicar lo sucedido. "La dificultad del fútbol siempre es la misma. Si no metemos al partido un poco de intensidad, pasa lo que pasa. Cometimos el error de no empezar fuerte. No es falta de confianza. Sabíamos que íbamos a a tener un partido muy duro y cuando te meten goles a veces es por falta de contundencia, pero eso pasa en el fútbol", dijo el técnico blanco, que tuvo que lamentar también la falta de pegada: "Nos ha faltado un poco de contundencia, es así".

Y a vueltas con la remontada. "La única cosa es estar tranquilos. No voy a volverme loco y los jugadores tampoco. Estamos doloridos porque perder siempre duele, pero tenemos la oportunidad de carbiar eso. Sabemos que podemos remontar en el Bernabéu con nuestra afición", añadió Zidane.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.