Ir a contenido

EL TOP 16 DE LA EUROLIGA

El Barça afronta el último desafío para entrar en los cuartos de final

El equipo azulgrana se clasifica si gana en Kaunas al Zalgiris y queda fuera si pierde solo en una de las 16 combinaciones

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

El base azulgrana Satoransky intenta frentar el avance de Ulanovas en el partido del pasado febrero en el Palau

El base azulgrana Satoransky intenta frentar el avance de Ulanovas en el partido del pasado febrero en el Palau / JOSEP LAGO

Con todo de cara se presentará el Barça a la última jornada del Top 16 de la Euroliga, en la que se definirán los cruces de cuartos de final, último examen antes de la 'final four' de Berlín (13 al 15 de mayo). El equipo azulgrana cerrará este jueves su participación en la cancha del Zalgiris Kaunas consciente de que un triunfo le asegurará el billete como tercero del grupo F, en el que ya están clasificados CSKA Moscú y Laboral Kutxa. Y que solo una de las 16 combinaciones posibles de resultados lo dejaría fuera. Mucho más crítica es la situación para el Madrid, que no dependerá solo de su triunfo en el Barclaycard Center frente al Khimki, que también se la juega.

EL OBJETIVO

Ser tercero con un triunfo ante el Zalgiris  

El Barça se ha ganado a pulso el derecho a depender de sí mismo en la última jornada del exigente grupo F. Y lo ha hecho después de encontrarse en una posición más que complicada tras la derrota que sufrió en la cancha del Bamberg, que lo situaba con 2 triunfos y 4 derrotas después de la sexta jornada y con un calendario terrible por delante (visitas al Palau Blaugrana del Olympiacos, CSKA y Madrid). En esa situación de máxima exigencia, el equipo sacó el carácter y sumó tres victorias ante esos rivales directos que, unidas a la del Bamberg de hace una semana, han evitado el drama.

Casi todas las combinaciones benefician ahora al equipo de Pascual. Solo en un caso de los 16 posibles, los azulgranas quedarán apartados de los cruces: su derrota, combinada con la del Madrid y el triunfo del Olympiacos y Bamberg. Aun en el caso de una derrota contra el Zalgiris, el Barça pasaría como tercero si el Madrid gana al Khimki, y en tres casos lo hará como cuarto de grupo (ver el gráfico).

Pero los azulgranas no quieren ni oír hablar de probabilidades. Solo se plantean el triunfo ante el equipo del exazulgrana Sarunas Jasikevicius, el único rival del grupo que está ya descartado de la pelea por una plaza en los cuartos de final.

Lo que ni el técnico ni los jugadores del Barça expresan, aunque está en la mente de todos antes de este encuentro, es que la tercera plaza, aunque no suponga la ventaja de campo en el 'play-off' al mejor de cinco partidos, contará con un premio adicional: evitar al Fenerbahçe de Zeljko Obradovic, uno de los aspirantes al título en Berlín, que ha dominado con puño de hierro el torneo y que, además, contará con la ventaja de pista en la eliminatoria.

LA AMBICIÓN DE PASCUAL

«Hemos de pensar solo en ganar»

«Solo nos queda un paso más. Hemos de pensar solo en ganar», aseguró Pascual, poco antes de emprender vuelo con el equipo hacia Lituania. «Hasta que no consigamos el objetivo de entrar en cuartos no estaremos estables», añadió el técnico de Gavà, para exponer un sentir extendido en todo el vestuario.

«Se trata de un partido importante para nosotros. Tenemos que ganar y dominar la situación», explicó, por su parte, el ala-pívot estadounidense Justin Doellman, que promedia 9,8 puntos y 4 rebotes en la competición europea, el segundo mejor anotador del equipo después del pívot Ante Tomic (10,7).

El técnico del Barça avisó, además, de un exceso de confianza, ante el Zalgiris por la situación que atraviesa el equipo lituano. «Llevan unas cuantas jornadas que, sin apenas opciones, están competiciendo muy bien», destacó Pascual. «Es un equipo que tiene muy buena presencia física, que se aplica con mucha intensidad en el juego y que, seguramente, querrá despedir con un triunfo su participación en la Euroliga».

CONTRA LAS CUERDAS

El Madrid no depende solo de sí mismo

El campeón de la última edición de la Euroliga apura el último cartucho para seguir vivo en el torneo, aunque ya no depende de sí mismo. Cualquier planteamiento del conjunto de Pablo Laso, sea como sea, pasa por un triunfo ante el Khimki Moscú (20.45 horas), ahora con el preparador serbio Dusko Ivanovic en el banquillo, y confiar en que no se produzca un triple empate con Barcelona y Olympiacos que lo dejaría fuera.

Los rusos, que llegan al encuentro después de arrollar al Olympiacos por 98-66 ,saben que si vencen en el Barclaycard Center, como ocurrió en la sexta jornada de la primera fase (82-85), estarán también clasificados. «El partido es una final para nosotros», admitió Pablo Laso. «En un grupo tan competido como este cada partido lo ha sido y llegamos al último día en el que tenemos otra final. El Khimki parte con una pequeña ventaja porque ganando están clasificados y nosotros dependemos de otros resultados».

LOS CRUCES

El grupo E decidido; el F, en el aire

El grupo F de la Euroliga se bautizó como el de 'la muerte' y no sin razón. El CSKA y el Laboral Kutxa están clasificados pero aún pueden intercambiar la primera y la segunda plaza. Y cinco de los seis equipos restantes han llegado al último día con opciones de clasificarse. En el grupo E, en cambio, todo está resuelto. Fenerbahçe será primero y Estrella Roja, cuarto. Y Lokomotiv y Panathinaikos pelearán por la segunda plaza, que da ventaja de campo, que será para el equipo ruso si vence en Turquía. Los cruces emparejarán a los cuatro primeros de cada grupo en aspa: primero contra cuarto y segundo contra tercero.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.