Ir a contenido

EL OPEN DE ESPAÑA DE NATACIÓN

Las estrellas jóvenes deslumbran en Sabadell

Zamorano, González y Castro destacan junto a Belmonte y Vall en una jornada con siete mínimas olímpicas

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Mireia Belmonte durante la final de los 200 mariposa en la piscina Carles Ibarz del CN sabadell

Mireia Belmonte durante la final de los 200 mariposa en la piscina Carles Ibarz del CN sabadell / EFE / ANDREU DALMAU

El presente de la natación española brilló en la primera jornada del Open de España con las mínimas olímpicas de Mireia Belmonte (200 mariposa y 800 libre), Jessica Vall (100 braza) y Duane da Rocha (200 espalda). Pero la piscina del CN Sabadell fue el escenario en el que deslumbraron además las jóvenes estrellas llamadas a marcar el futuro. Hugo González y César Castro, de 17 años y África Zamorano, de 18 años, se ganaron también el billete para Río contra pronóstico, aunque las medallas de los tres en el Mundial júnior de hace un año presagiaban que, tarde o temprano, la explosión de talento tenía que llegar.

El mallorquín Hugo González, de padre mallorquín y madre brasileña, se aseguró su presencia en el equipo olímpico ya en las series de la mañana (1.57.00 minutos), nadando un segundo por debajo de la mínima. Y, en la final, el nadador del CN Canoe volvió a mostrar su talento, imponiéndose con 1.57.65 minutos. «No me le esperaba, así que estoy feliz. El objetivo no era la mínima, sino mi mejor marca personal», dijo González, campeón del mundo júnior en 200 espalda hace 12 meses, y que acredita mejores marcas a su edad que el mejor espaldista de la historia, Aaron Peirsol. «Hay que ir paso a paso y vivir el presente», afirma su técnico Santi Veiga para no disparar las expectativas.

MARCA DEL AÑO DE MIREIA

La misma sensación de incredulidad transmitió la barcelonesa África Zamorano (Sant Andreu), imponiéndose con un crono de 2.09.96 minutos en la final del 200 espalda a Duane da Rocha, que en las series ya firmó la mínima (2.09.82). «No puedo decir nada. No lo esperaba. Tengo la adrenalina disparada», admitió la pupila de Jordi Jou. El 1.500 también deparó la confirmación del extremeño César Castro (15.08.0), que se impuso en un espectacular esprint a Marc Sánchez (15.09.51), que se quedó a 11 centésimas del billete.

Fátima Gallardo (CN Sabadell) estuvo a punto de sumarse a la fiesta en los 50 libre y aunque se quedó a 43 centésimas (25.43 segundos) marcó un nuevo récord de España.

Las estrellas del momento estuvieron a la altura, en especial la badalonesa Mireia Belmonte, 25 años, que sumó dos de las cinco mínimas a las que aspira. En el 200 mariposa acabó con 2.06.34 minutos, mejor marca mundial del año, mientras Judit Ignacio se quedó fuera (2.10.43), lo que le obligará a ir al Europeo.

En los 800, la subcampeona olímpica también venció con enorme autoridad (8.27.94 minutos), la misma que mostró Jessica Vall en los 100 braza, que se aseguró la mínima olímpica en las series (1.07.40) y ganó sin apuros la final. En los 200 mariposa, Carlos Peralta se quedó a dos décimas de la mínima (1.56.78), que ya había firmado en Eindhhoven una competición internacional que seguramente le dará la plaza.