Ir a contenido

NATACIÓN

Mireia coloca alto el listón

La subcampeona olímpica aspira a cinco mínimas olímpicas en el Open de España que acoge el CN Sabadell. «Está más fuerte que antes de la lesión», asegura Vergnoux

LUIS MENDIOLA / BARCELONA

Mireia Belmonte sale del agua después de una sesión de entrenamiento enel CAR de Sant Cugat.

Mireia Belmonte sale del agua después de una sesión de entrenamiento enel CAR de Sant Cugat. / JORDI COTRINA

Una exigente agenda con seis pruebas (200 mariposa, 200 y 400 estilos, 400, 800 y 1.500 libre) conformará el programa de Mireia Belmonte en el Open de España de natación, que se disputa desde hoy hasta el martes en el CN Sabadell (Teledeporte) y Esport3), donde acapará gran parte de las miradas.

Acostumbrada a los grandes retos, no será una novedad para la doble subcampeona olímpica en Londres. La dificultad para ella y los 479 nadadores (59 de ellos extranjeros) de los 120 clubs presentes en Sabadell vendrá de la exigencia de hacer las mínimas olímpicas para ganarse el billete para Río.

«La sensación con la que llegamos a este Open es que estoy en el buen camino», asume Belmonte, de 25 años. «En teoría no debo tener problemas para conseguir las cinco mínimas (el 1.500 no es prueba olímpica). Pero nunca se sabe qué va a pasar. Siempre hay nervios, sobre todo el primer día, porque aunque hayas entrenado bien, no sabes cómo va a reaccionar tu cuerpo en la primera prueba».

«Hay un punto de histerismo en estos días previos», admite Jessica Vall, bronce mundialista en 200 braza el pasado verano, para describir el estrés que provoca el jugarse a una carta todo el trabajo del ciclo olímpico. «La tranquilidad es que he hecho lo que podía y ahora tengo que darlo todo en el agua», añade Vall, que busca mínima en los 100 y 200 braza, y ha trabajado a conciencia con su técnico Jordi Jou en aspectos técnicos para limar esa décimas que marcan la diferencia.

«Tengo suerte porque no me pongo muy nerviosa», reconoce Judit Ignacio, «pero se nota la tensión». La nadadora barcelonesa, de 22 años, persigue las mínimas en los 100 y 200 mariposa. «El objetivo es entrar en la final olímpica de los 200. Me hace mucha ilusión. Tuve la suerte de estar en Londres y esos Juegos me cambiaron la vida», cuenta Ignacio, que volvió a instalarse en el CAR el pasado septiembre después de un año entrenándose en Madrid.

EL RETO DE MARINA GARCÍA

Jessica Vall, Judit Ignacio, la mallorquina Melani Costa, subcampeona del mundo del 400 libre en el 2013, que aspira también a cinco mínimas (100, 200, 400 y 800 libre y 200 espalda) Duane da Rocha o Marina García, serán algunas de las protagonistas del Open. El caso de Marina García es paradigmático. Nadará el martes en los 200 braza con el reto de lograr la mínima olímpica, después de competir esta semana en Atlanta con su universidad, California-Berkeley por el título de la NCAA, intentando superar el cansancio del viaje. Marc Sánchez, los hermanos Miguel y Bruno Ortiz-Cañavate y Juanmi Rondo serán algunos de los nombres que centrarán la competición maculina. El equipo español intentará superar los 16 representantes (13 mujeres y 3 hombres) de Londres 2012 «Hay unos 25 nadadores que pueden lograr la mínima», vaticina el presidente de la Federación, Fernando Carpena.

El campeón y subcampeón de cada prueba lograrán billete a Río si cumplen las mínimas de la federación. También lo obtendrán si la hacen en las series, siempre que en la final no se mejore el tiempo.

TRABAJO DE GIMNASIO

Los pronósticos señalan que Belmonte está llamada a ser la reina del campeonato. «Me parece incluso que está mejor y más fuerte que antes de la lesión. Hemos hecho más trabajo de fuerza», cuenta su entrenador Fred Vergnoux, que aclara que no ha preparado de forma específica este este Open con su grupo del CAR de Sant Cugat. «Soy muy optimista porque solo hemos hecho trabajo físico, pero las marcas en Luxemburgo, Amsterdam o Marsella, donde hemos competido, han sido positivas».

«Me encuentro bien, mucha más definida y delgada, más fuerte por los estudios que hacemos», admite la propia Mireia. «En la línea del Mundial de Barcelona. Hemos trabajado mucho en el gimnasio, con las pesas y eso en el agua se tiene que notar», vaticina.