Ir a contenido

EL TOP 16 DE LA EUROLIGA

El Barça logra un triunfo milagroso ante el CSKA en el Palau

Doellman culmina una noche épica con cinco puntos seguidos en los últimos segundos de la prórroga (100-98)

Raúl Paniagua

Arroyo y Oleson felicitan a Doellman (en el centro), después de sus dos canastas decisivas.

Arroyo y Oleson felicitan a Doellman (en el centro), después de sus dos canastas decisivas. / VALENTÍ ENRICH

Fueron dos horas y cuarto de puro baloncesto que concluyeron con un milagro, con un triunfo casi imposible. Perdía el Barça de tres puntos (95-98) a 10 segundos del final de la prórroga ante el genial CSKA, el líder del grupo, un equipazo con mayúsculas que decidió no hacer falta y emergió Justin Doellman para firmar la proeza, primero con un triple y después con un robo de balón y una canasta decisiva.

Tres segundos de magia en el Palau para coronar una noche memorable (100-98) que deja al Barça con todas las opciones para jugar los cuartos de la Euroliga. Ahora es cuarto en su grupo. Si el próximo jueves repite éxito en casa ante el Madrid se situará tercero.

Antes de ese inolvidable desenlace pasaron miles de cosas en el Palau, con un duelo espectacular en el que el Barça fue capaz de sobrevivir ante un elenco de estrellas comandado por Nando de Colo, el jugador más desequilibrante del torneo, que se marchó del Palau con 30 puntos y 7 rebotes, una exhibición más en su repertorio.

Teodosic (23 puntos y 6 asistencias) no se quedó corto, pero su precipitación fue una aliada para el Barça en los momentos más calientes. Cosas de los genios, capaces de anotar en situaciones imposibles y fallar en acciones más humanas. En los azulgranas la aportación fue más coral, con una primera parte notable de Perperoglou (15 puntos), la recuperación de un Tomic vital en los tiros libres en el tramo final (21 puntos), la dirección perfecta de Satoransky (19), los detalles de Navarro Arroyo en situaciones límites y el momento mágico de Doellman.

ATASCO EN EL TERCER CUARTO

Empezó el pulso con un intercambio de triples que ya anticipó la importancia del juego exterior en ambos equipos. Acabó el Barça con 8 de 11 en triples en la primera parte, que concluyó con un coast to coast de Satoransky para firmar la máxima ventaja azulgrana antes del descanso (47-38).

Todo se complicó en el tercer cuarto, con un cortocircuito que llevó al cuadro ruso a ponerse por delante (60-61, m. 29). Los triples no entraban y De Colo se exhibía en todas las facetas. Xavi Pascual vio una técnica (m. 33) y el CSKA siguió atinado en el último cuarto. El momento crítico se vivió a cuatro minutos del final (70-79), pero el Barça reaccionó con Arroyo Tomic al frente.

"Ha sido increíble, memorable. Nunca perdimos la fe y al final tuvimos un premio merecido. Si el Palau continúa así, ganaremos al Madrid el próximo jueves" (Navarro)

Dos tiros libres de Satoransky igualaron el pulso y Teodosic falló el último triple antes de la prórroga (85-85). Quedaban cinco minutos de infarto. El cuadro ruso volvió a tomar la iniciativa. Fue siempre por delante y tocó con los dedos el triunfo, pero apareció Doellman para firmar una gesta con dos canastas inolvidables en un Palau entregado.

FC Barcelona, 100- CSKA de Moscú, 98

FC Barcelona: Satoransky (19), Navarro (11), Oleson (8), Doellman (12), Dorsey (3); Ribas (2), Vezenkov (-), Samuels (-), Arroyo (9), Perperoglou (15) y Tomic (21).
11 de 30 triples (Satoransky, 3). 40 rebotes, 14 of. (Doellman, 10). 20 asistencias.

CSKA de Moscú: De Colo (30), Fridzon (4), Higgins (-), Vorontsevich (15), Lazarev (-) -cinco inicial-, Kulagin (-), Teodosic (23), Jackson (-), Korobkov (-), Freeland (5), Kurbanov (4) y Hines (17).
9 de 25 triples. 39 rebotes, 12 ofensivos (De Colo, 7). 19 asis. (Teodosic, 6).

Parciales: 21-24; 47-38; 60-64; 85-85; 100-98