Ir a contenido

La obsesión de Alexis

El delantero chileno vuelve al Camp Nou con la intención de demostrar que puede ser uno de los mejores del mundo

Solo vive para el fútbol. El domingo la plantilla del Arsenal fue a una celebración navideña en una discoteca. Él se quedó en casa

POL GUSTEMS / MANCHESTER

Alexis Sánchez, en un partido de la Champions de esta temporada contra el Dinamo de Zagreb

Alexis Sánchez, en un partido de la Champions de esta temporada contra el Dinamo de Zagreb / REUTERS / STEFAN WERMUTH

Alexis Sánchez se levanta cada mañana con el ánimo de convertirse en el mejor jugador del mundo. Este es el factor diferencial del Arsenal que vuelve a cruzarse en el camino del Barcelona en la Champions League: un futbolista ganador que trabaja en una utopía. Vuelve la filosofía de Arsène Wenger, los jugadores con clase y la batalla por la posesión del balón, pero esta vez comandados por un chileno de carácter impertérrito, obsesionado con el juego y con una fe sin límites. El delantero que abandonó el Camp Nou en julio de 2014, previo pago de 42 millones de euros, es hoy el líder de un Arsenal irregular, el jugador al que acudir cuando aparecen los fantasmas.

Desde su llegada al norte de Londres, los técnicos 'gunners' han intentado calmarle para que se tome las sesiones de entrenamiento con más tranquilidad. El esfuerzo ha sido en vano. "A veces acaba y piensas, de acuerdo, por fin está muerto. Pero después se recupera y da el 100% otra vez", asegura Wenger. Alexis vive exclusivamente para el fútbol. La noche del domingo, tras vencer al Aston Villa, la plantilla se dejó ver en el club Libertine del centro de Londres en una celebración de Navidad. Él se quedó en casa. El lunes por la mañana tenía entrenamiento.

LOS PIROPOS DE BELLERÍN

"Su nivel es impresionante. No sé qué come, pero quizás debería pedirle la dieta", cuenta su compañero Héctor Bellerín. El lateral catalán, que se ha afianzado en Inglaterra, abandonó la cantera azulgrana hace cuatro años. La promesa de Wenger se ha cumplido. Bellerín, el hombre más rápido de la Premier League, aprovechó una lesión del francés Debuchy el curso pasado para colarse en el once titular, del que ya no ha vuelto a salir.

Otra novedad es la de Petr Cech en la portería, que está completando una excelente temporada a sus 33 años. Le acompañan Özil y Giroud en un gran estado de forma, las esperanzas de un Arsenal quizás en el mejor momento de los últimos años. El mediapunta con pasado madridista es el rey de las asistencias, con 14. Giroud se ha destapado con 9 tantos casi consecutivos, aunque no se puede afirmar que la actual forma del Arsenal, candidato al título, sea tan notable en los meses de febrero y marzo. Más bien la experiencia dicta todo lo contrario. En las últimas cinco temporadas de la Champions los 'gunners' han quedado eliminados de Europa en octavos.

Al Barça no querían verlo ni en pintura. Los jugadores creen que es el rival más complicado que les podía tocar. Y el secretario del club, David Miles, que asistió al sorteo en Nyón, advirtió a los micrófonos de BT Sport de que su familia le había aconsejado que si les tocaba el Barcelona no se molestara en volver a casa.

EL LUNES, CONTRA EL CITY

El próximo encuentro del Arsenal es el lunes contra el Manchester City. Un partido que se puede perder Alexis, actualmente lesionado: "Aunque con él, nunca se sabe", destaca Wenger. "Su resistencia es remarcable. Se va a Chile, vuelve un jueves por la noche y el sábado juega sin 'jet lag'. Habría sido un jugador de tenis maravilloso", sentencia su entrenador. Desconocida su pasión por la raqueta, el chileno busca otras comparaciones. Alguna vez ha comentado a miembros de su entorno más cercano que los futbolistas tienen un trabajo de gladiadores.