Ir a contenido

Continúan los escándalos por dopaje en el atletismo mundial

Hasta 26 atletas internacionales italianos se arriesgan a dos años de castigo, mientras otros siete kenianos han sido suspendidos

Sergi López-Egea

Fabrizio Donato da explicaciones en Italia.

Fabrizio Donato da explicaciones en Italia. / REUTERS / TONY GENTILE

El dopaje, o cuanto menos las sospechas, sigue golpeando al atletismo con dureza, en uno de los peores otoños que han afectado a este deporte después de la suspensión de la federación rusa, el cierre del laboratorio de Moscú y la prohibición, por ahora, que tienen los atletas de ese país para competir en los Juegos Olímpicos de Moscú.

Si primero fue Rusia, ahora ha sido Italia la que ha sufrido el azote del dopaje. Hasta 26 atletas transalpinos se arriesgan a ser suspendidos por el Comité Nacional Olímpico Italiano (CONI), cuyo fiscal exige dos años de castigo a los infractores por haberse saltado controles antidopaje o haber engañado sobre el lugar de estancia. Los atletas, al igual que otros deportistas, tienen la obligación de comunicar su paradero para que puedan ser sometidos a controles si las autoridades internacionales en la lucha antidopaje lo estiman oportuno.

EL PRECEDENTE DE RASMUSSEN

Solo hay que recordar lo que sucedió en el Tour del 2007. En plena competición, lo que empezó con un simple comentario en la retransmisión de la televisión italiana, acabó en un monumental escándalo. Michael Rasmussen, el ciclista danés que más adelante confesó haber recurrido a sustancias y métodos prohibidos durante su carrera deportiva, lo que reprodujo en un libro, se había saltado dos controles antidopaje en invierno. Alegó que se encontraba en México, de donde era original su esposa. En cambio, en la televisión italiana, Davide Cassani, exprofesional, excomentarista y hoy seleccionador italiano, dijo que era imposible que el corredor danés estuviera en México porque él se lo había encontrado en Italia. Al final, de amarillo, con el Tour en el bolsillo, el que ganó finalmente Alberto Contador, Rasmussen acabó huyendo por la cocina de un hotel de Pau tras imponerse en el Aubisque.

De ahí la gravedad que supone mentir sobre el paradero. Y la razón por la que ahora el CONI, en una investigación policial ubicada en Trento, pide el castigo a 26 atletas italianos; entre los que hay algunas figuras del país y en lo que puede suponer un importante contratiempo para toda la selección de Italia, considerada como una de las grandes potencias en el atletismo mundial.

LA LISTA ITALIANA

Entre los afectados se encuentran Fabrizio Donato que ganó la medalla de bronce en la prueba de triple salto de los Juegos de Londres y Giuseppe Gibilisco que se proclamó campeón del mundo de pértiga en París 2003. Otros atletas señalados son Andrew Howe, nacido en Estados Unidos pero criado en Italia, y que ganó la medalla de oro en el Europeo del 2006 (Gotemburgo), así como la plata en el Mundial del 2007 (Osaka), y Daniele Meucci, medalla de oro en la prueba de maratón del Europeo del 2014 (Zurich).

La lista se completa con Roberto Bertolini (campeón de italiana de jabalina), Migidio Bourifa (maratoniano internacional), Filipo Campioli (décimo en altura en Londres 2012), Simone Collio (velocista internacional), Roberto Donati (plusmarquista italiano en el 4x100), Giovanni Faloci (lanzador de disco), Matteo Galvan (campeón italiano de 400 metros), Daniele Greco (cuarto en triple salto en los Juegos de Londres), Anna Incerti (fondista olímpica en Londres), Andrea Lalli (fondista internacional), Stefano la Rosa (fondista y maratoniano internacional), Claudio Licciardello (velocista internacional), Christian Obrist (finalista de 1.500 en Pekín 2008), Ruggero Pertile (cuarto en el maratón del Mundial de Pekín 2015), Jacques Riparelli (velocista internacional), Silvia Salis (lanzadora de martillo), Fabrizio Schembri (internacional en triple salto), Danile Secci (lanzador de peso), Kaddour Slimani (internacional de cros), Gianluca Tamberi (lanzador de jabalina), Marco Francesco Vistalli (velocista internacional) y Silvia Weissteiner (fondista y finalista mundialista).

EL GOTEO DE KENIA 

El escándalo en Italia llega mientras sigue el goteo de positivos en Kenia. La semana pasada se hicieron públicas siete suspensiones más por dopaje. La más sonada fue la de la atleta Emili Chebet, campeona del mundo de cros en el 2010 y el 2014. Actualmente hay un total de 22 atletas keinanos suspendidos. Asimismo la IAAF (Federación Internacional de Atletismo) ha impuesto 180 días de sanción al presidente de la Federación de Atletismo de Kenia, Isaiah Kiplagat por todas las irregularidades que están sucediendo en su país.

España tampoco ha estado al margen de todo el revuelo de dopaje en el atletismo, ya que el 19 de noviembre el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) hizo público el veredicto con el castigo por tres años a la exatleta y exsenadora popular Marta Domínguez por irregularidades en su pasaporte biológico.

Temas: Atletismo Dopaje